Gravity Wave se presenta como la primera funda de móvil hecha con redes de pesca recolectadas del mar. Detrás hay un proyecto mucho más completo que mira por la promoción de la pesca sostenible y responsable y fomenta el reciclaje de plásticos, además de un modelo circular de negocio donde las fundas puedan ser recogidas y recicladas de nuevo.

Una microserie, el análisis de la ropa y complementos guardados en los armarios de cada estudiante, una visita a Traperos de Emaús y el desarrollo de un mercadillo de intercambio han sido las actividades claves para tratar de influir en las conciencias del alumnado. “Proyectos como este son muy necesarios y eficaces, pero requieren mucha implicación personal y mucha dedicación de nuestro poco tiempo”, reconoce Begoña Izquierdo, responsable del proyecto y…