Publicado

Cómo preservar alimentos sin envolverlos en plástico

¿Quién no recuerda a los tenderos y tenderas de nuestra infancia envolviendo en hojas de papel de periódico las lechugas y escarolas que comprábamos? ¿Y cómo las conservábamos en el frigorífico de casa envueltas de la misma manera? Este y otros muchos trucos nos permitían entonces, y nos pueden permitir ahora, conservar las propiedades de verduras y alimentos sin necesidad de utilizar el plástico.

- -

Una curiosa ilustración de Emily Ehlers, una diseñadora que se autodefine “artivista” (arte/activista), nos ha inspirado para apuntar algunos consejos prácticos para conservar alimentos sin necesidad de envolverlos en plástico. 

Ehlers tiene en la sostenibilidad y en su intento de vivir sin plástico una de sus mayores pasiones que demuestra con divertidas ilustraciones de consejos, trucos y, como ella misma reconoce, “experimentos para vivir más ligero”.  Entre las sugerencias que nos hace está, por ejemplo, la de conservar las verduras con tallo (cortándoles un poco del final) e introducirlas en vasos o jarras con agua que podremos dejar en el frigorífico o en la encimera de nuestras cocinas.

Imagen: Emily Ehlers. @ecowithem

También propone sumergir en agua el apio o las zanahorias, para conservarlos frescos y crujientes. Esta opción, sin embargo, tiene sus detractores, ya que algunas personas son más partidarias de conservar las zanahorias sin pelar dentro del cajón de las verduras del frigorífico. La razón que esgrimen es que el agua puede absorber el azúcar de la verdura y restarle sabor.

Lo cierto es que hay muchas prácticas que se pueden considerar apropiadas, por eso cada cual debe encontrar la que más le convenza. Por ejemplo, Ehlers propone separar cada una de las hojas de la lechuga en un paño de cocina que después se enrolla y guarda en el frigorífico, mientras que en las páginas de la revista Consumer nos recomiendan separar, lavar y secar bien cada hoja antes de realizar este procedimiento.

OTROS TRUCOS

Las patatas y las cebollas encuentran su mejor forma de preservación en un cesto aireado o en bolsas de tela tipo rafia que deben guardarse en un lugar donde la luz no les dé directamente. Eso sí, manteniéndolas separadas, ya que las cebollas pueden corromper las patatas. La penumbra y una temperatura entre 7 y 11 grados serán también esenciales para su conservación. 

Un espacio oscuro es también el espacio más idóneo para conservar las propiedades del pan fresco. Una panera o unos paños de algodón pueden resultar útiles para este propósito.

Los paños de algodón, por otra parte, son un buen aliado para la conservación de legumbres como alubias frescas o guisantes.  Otros paños, los de cera de abeja, son cada vez más apreciados por sus buenas propiedades antibacterianas para el envoltorio de alimentos. Este tipo de envoltorios son especialmente útiles para alimentos secos o restos de comida, pero no se recomiendan para envolver carnes frescas. 

Aprende aquí a hacer tu propio paño de cera de abeja.

Pero si lo que necesitamos son recipientes, la utilización de botes de cristal vacíos puede ser una buena solución, porque además de proteger los alimentos, son idóneos para guardarlos en el frigorífico o incluso en el congelador. Los únicos aspectos a tener en cuenta son: 

  • En caso de haber guardado alimentos calientes, esperar a que se enfríen antes de colocarlos en el frigorífico.
  • En caso de querer congelar un líquido, dejar un margen del recipiente sin rellenar. 

Seguro que tú conoces o aplicas otros métodos para alargar la vida de los alimentos sin necesidad de utilizar el plástico para ello. ¿Nos los cuentas?

Imagen: Leonie Wise. Unsplash

One Comment

Una vida mas sostenible

Buenas.
Cuando tengas que guardar medio tomate/cebolla/ calabacin, en lugar de usar film o papel de aluminio, utiliza un plato. Dale la vuelta al tomate/cebolla de manera que la parte empezada, quede contra el plato. Se conserva perfectamente durante muchos días.

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.