Publicado

Consejos contra la moda rápida

Si eres de esas personas que caen en la tentación de ir continuamente de compras, si no te gusta pagar más de cinco euros por una camiseta, si eres una persona que está pendiente de las tendencias para hacerse con todas las prendas que sugieren revistas, influencers o personajes de moda, este post te interesa.

- -

La moda sostenible, en contraposición a la “rápida”, tiene cada vez más personas seguidoras. Desde que en la primavera de 2010 la cadena sueca H&M se convirtiese en la primera empresa de moda rápida que introdujo una línea de ropa sostenible, cada vez son más las marcas, grandes y pequeñas, que se interesan por mejorar su modelo de negocio y su imagen corporativa a través de este tipo de moda.

Vestirse de forma responsable no tiene que ver sólo con la cantidad de prendas que guardamos en armarios y cajones. También entran en juego criterios éticos –que tengan en cuenta las circunstancias laborales de las personas que las han cosido– y criterios de sostenibilidad, como el tipo de tejido utilizado o los tratamientos a los que ha sido sometida una prenda para conseguir determinado color, textura, etc.

Antes de lanzarnos a las tiendas, sería recomendable hacer un repaso de nuestro armario para valorar efectivamente las prendas que ya tenemos, su estado, la posibilidad de darles nuevos o mejores usos y la verdadera necesidad de comprar cosas nuevas. Si tras esta primera valoración, la conclusión es que necesitas definitivamente alguna prenda, te proponemos dos sencillos consejos para que la compra merezca de verdad la pena.

1. Cuando una prenda te llame la atención, fíjate en la calidad del tejido, los acabados y sus remates. Existen muchos detalles en los que puedes y deberías fijarte para saber si la chaqueta, la camiseta o cualquier prenda que te haya gustado es de buena o mala calidad.

  • En el siguiente link, la revista Glamour describe con detalle cómo hacer un examen rápido de una prenda textil.

      • Una prenda de mala calidad debería provocar en el consumidor diferentes pensamientos como imaginar lo rápido que se va a estropear y con ello, la pérdida de la ilusión generada por su compra y por su uso.

2. Revisa la etiqueta para saber su lugar de procedencia. Leyendas como “Made in Bangladesh” o “Made in China” deberían hacerte pensar en las circunstancias en las que esa prenda ha sido confeccionada. El boom de la moda rápida está provocando situaciones que no sólo afectan personal y económicamente a las personas que la adquieren, sino también a las que las producen y al propio medio ambiente.

  • Si perteneces a ese grupo de personas que compra compulsivamente, sería importante analizar con honestidad y sin miedo los motivos y las consecuencias de ese comportamiento, ya que para algunas personas comprar es una distracción frente al estrés, la ansiedad, la frustración, etc.Todos estos consejos nacen de una experiencia personal, la de la bloguera de moda sostenible Sabina Eichmann, que desarrolla su trabajo en Slow Fashion Next, una plataforma online centrada en divulgación en moda y sostenibilidad y que desde hace seis años trabaja por fomentar una moda con impacto positivo.“Suena quizás un poco radical, pero lo digo como alguien que estaba loca por la moda rápida no hace mucho, y esta reflexión me ha ayudado a cambiar de verdad: hay que preguntarse si realmente es justo que un joven granjero de la India, que no tiene acceso a un sistema de salud, se vaya a morir de cáncer por los pesticidas que se están usando al cultivar algodón, ¿simplemente porque nosotros no queremos gastar más de cinco euros en una camiseta?” .Para Sabina, tenemos mucho poder como consumidores para mejorar el sector textil. “Cada compra equivale a un voto por el cambio por mejorar o empeorar la situación, depende de lo que elijamos”.¿Y tú? ¿Estás al tanto de la magnitud de los impactos de la moda rápida sobre el medio ambiente y los derechos humanos? Si la respuesta es no, quizás este link te ayude a entenderlos.</strongFoto: Victor Garcia. Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.