Publicado

Escolares y centros comprometidos con el medio ambiente

Desde hace tres años, diferentes centros educativos se han comprometido de forma activa con la prevención y la gestión eficiente de residuos en sus aulas y espacios formativos. Se trata de un programa específico de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona que les ayuda a responder a las inquietudes ambientales de cada centro.

- - -

Algunos centros se plantean reducir los residuos del almuerzo, en especial el uso de papel de aluminio, otros centros aspiran a conocer la cantidad de residuos que generan y así poderlos reducir y mejorar su separación; los hay interesados en trabajar en el despilfarro alimentario y también en compostaje escolar para lo que participan escolares y profesorado que buscan la forma de implicar a las familias en esta materia.

El programa “Mejora la sostenibilidad de tu centro escolar” nació hace tres años, dentro de Mancoeduca, una iniciativa educativa de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona con 30 años ya de vida, y desde entonces la aceptación y buenas prácticas obtenidas no dejan de sorprender al equipo de responsables del mismo.

“Las expectativas y los objetivos los marca cada centro. Tienen que ser metas a medio plazo, progresivas en la implicación de diferentes niveles educativos, que tengan en cuenta diferentes espacios del centro o de los contenidos a abordar, avanzando poco a poco, pero asentando las mejoras” reconoce Marta Vital , técnica del programa de Educación Ambiental de la MCP.  También incide en la importancia del trabajo e implicación del profesorado encargado, así como del centro escolar en su conjunto.  “El entusiasmo del profesor o profesora es muy importante y en muchos casos “silencioso”. Con muy pocos recursos, el profesorado hace cosas extraordinarias”.

El programa para mejorar la sostenibilidad de los centros escolares se puede trabajar en cuatro áreas: Gestión de Residuos, Compostaje, Desperdicio Alimentario y Almuerzo Responsable.

En función del objetivo de mejora elegido, algunos centros averiguarán por ejemplo la cantidad de aluminio que genera una clase o un centro entero; otros pondrán en marcha acciones de mejora a la hora de separar los residuos que generan, otros profundizarán en los residuos alimenticios que se generan en el comedor escolar o en el patio. Los hay que han preferido conocer y colaborar con el Banco de Alimentos local ayudando en las grandes recogidas y su posterior clasificación y también los que aportan restos orgánicos de la fruta del almuerzo o de la huerta escolar a contenedores de compostaje.

Sea cual sea la necesidad o inquietud de cada centro, su punto de partida, o el ámbito que el profesorado quiera desarrollar, la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona ha encontrado en el programa la forma de dar diferentes recursos y propuestas educativas con los que el alumnado y al profesorado puedan obtener la mejor experiencia.

Una experiencia que además este curso escolar puede resultar aun más gratificante ya que la oficina de Prevención de Residuos e impulso a la Economía circular ha convocado un premio dirigido a centros de Primaria, Secundaria y Formación Profesional con el fin de poner en valor las actuaciones innovadoras de los Centros educativos en materia de prevención y gestión de residuos. 28 centros de toda Navarra han respondido a este interesante estímulo y presentarán sus proyectos innovadores.

Marta Vital reconoce que la educación ambiental ha ido evolucionando en todo el tiempo que lleva funcionando Mancoeduca: desde enfoques solo ambientales de los problemas a perspectivas donde se incluyen también la parte social y económica de los mismos.  Y ha cambiado también desde el punto de vista metodológico: “las actividades ya no buscan sólo formar e informar, sino que promueven nuevas formas de percibir, de aprender, valorar y actuar en el entorno de manera individual y colectiva”.

En este sentido, las acciones que llevan a cabo los escolares en cada centro buscan provocar su movilización y la implicación del resto de la comunidad educativa, incluidas las familias.

Mancoeduca, después de 30 años de experiencia en la gestión y organización de iniciativas educativas relacionadas con la educación ambiental para la sostenibilidad enfocadas en los recursos y servicios que presta la MCP a la ciudadanía, ha comprobado con satisfacción que su trabajo tiene un efecto multiplicador en el entorno familiar de cada chico o chica que participa en alguna de sus actividades. “Los y las escolares transmiten la nueva sensibilidad que adquieren a sus familiares” reconoce Vital, quien no duda en afirmar que la población escolar de la Comarca de Pamplona tiene mucho nivel en educación y sensibilización ambiental.

En un tiempo en el que son muchas las voces que reclaman más contacto de los más pequeños con la naturaleza, es importante reseñar las buenas prácticas que intentan frenar este problema tan actual en las sociedades desarrolladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.