Publicado

Las cenizas de tabaco y de chimeneas son un excelente abono para las plantas

La materia no se destruye, se transforma. Cuando fumamos un cigarro, éste no desaparece, sino que se convierte en cenizas. Podemos continuar con la transformación de esa materia reciclándola en abono para nuestras plantas: una manera sencilla y ecológica de aprovechar estos residuos de tabaco y mantener a nuestras plantas sanas y fuertes.

- - - - - - -

Según un informe realizado sobre las tendencias del consumo de tabaco en el mundo son 1.100 millones las personas que fuman actualmente en el mundo y está previsto que sean 1.600 millones para el año 2025. Teniendo en cuenta que la media de consumo en España es de 6 cigarrillos al día, según informa la web médica “Cáncer y Oncología”, cada año se generan toneladas de residuos de tabaco en el mundo. Estos residuos no son biodegradables ya que contienen acetato y terminan filtrando en la tierra con las lluvias. El destino final de estos residuos es viajar a través de los cursos de agua y terminar contaminando los acuíferos subterráneos. Por lo tanto es un problema mayor de lo que pensamos.

Los fumadores ya pueden dejar de tirar las colillas y la ceniza de su tabaco. A partir de ahora cuando vacíen sus ceniceros podrán utilizar los restos que dejan sus cigarros para crear abono y las colillas para el riego de sus plantas ya que contienen muchos nutrientes y minerales como el potasio y fósforo que fortalecerán las plantas.

Si no acumulas tantas cenizas como para crear el suficiente abono para todas tus plantas lo que puedes hacer es ir acumulándolo en un recipiente hermético hasta que reúnas la cantidad necesaria para aplicar a tus plantas. Es importante que lo mantengas bien cerrado ya que si no podría perder sus propiedades fortificantes y no servirá de nada.

El proceso es sencillo. Para reciclar las colillas lo que debemos hacer es echar cinco de ellas a cada litro de agua que vayamos a utilizar para regar nuestras plantas. El líquido resultante se aplica directamente a las plantas durante cuatro días seguidos, solo una vez al mes.
Al contener acetato, además de hidratar a estos pequeños seres vivos cuando el agua filtre en la tierra se prevendrá la aparición de insectos y enfermedades.

También podemos aprovechar otras cenizas, como las de chimeneas y barbacoas; tan solo hay que aplicarlas encima de las plantas cuando estas se encuentren en flor. Hay que tener cuidado con la cantidad de ceniza que vamos a aplicar, ya que un exceso de este residuo podría provocar daños en nuestros amigos verdes.

A partir de ahora, los residuos de tabaco tienen otra utilidad. Dejemos que tirarlos alegremente a la naturaleza y ayudemos al medio ambiente reciclando las cenizas y colillas.

5 Comments

Caracalla

Hola,

Disculpa, pero discrepo totalmente sobre el uso de cenizas de cigarrillo como abono para plantas. Es más, el uso de cigarrillos, colillas y derivados del tabaco se han venido usando de forma artesanal como veneno para la lucha contra vectores (insectos), pero en ningún modo contra enfermedades y menos aún como fuente nutricional para plantas. Es más, la presencia de una amplia gama de químicos hace totalmente desaconsejable el uso de cigarrillos para ninguna fase del crecimiento vegetal, incluido como fitosanitario artesanal.

Espero una respuesta de rectificación a este escrito. Si se reafirman les pido que aporten argumentos científicos que avalen la sugerencia, ya que podrían echar a perder plantas de usuarios que sigan sus consejos.

Un saludo y gracias

Reply
admin

Saludos Caracalla
Muchas gracias por seguirnos y mostrar interés por el tema. Publicamos encantados su observación.
Nosotros hemos elaborado este post con información publicada en diferentes páginas de internet, que consideramos solventes.
Según indica la Fundación Eroski en un artículo publicado en su página web(http://www.consumer.es/web/es/bricolaje/jardin/2002/08/02/50024.php), las colillas de tabaco ayudan a combatir insectos como la cochinilla o la mosca blanca manteniéndolos alejados de las plantas. Eso sí, su utilización debe ser comedida ya que sino podríamos causar daños.
Este mismo artículo realizado por Eroski recalca que la ceniza de tabaco supone “un rico aporte de abono para las plantas” ya que contiene nutrientes como el fósforo y potasio. Información que recogen también infinidad de páginas sobre jardinería como:
http://www.agrobit.com/info_tecnica/alternativos/horticultura/AL_000007ho.htm
http://articulos.infojardin.com/articulos/jardin-sano-plagas.htm
http://www.elhogarnatural.com/Consejos.htm

En cuanto a la ceniza de chimenea y barbacoa, hemos recogido la información que la Doctora Beatriz Omil Ignacio recoge en su Tesis “Gestión de cenizas como fertilizante y enmendante de plantaciones jóvenes de Pinus radiata”
(http://dspace.usc.es/bitstream/10347/2374/1/9788497509640_content.pdf) y apunta el periódico La Voz de Galicia (http://www.lavozdegalicia.es/pontevedra/2010/09/18/0003_8731832.htm) . “Es rica en nutrientes, como el fósforo, el potasio o el calcio. Estos componentes se encuentran en la naturaleza como óxidos, hidróxidos y carbonatos, que le dan un fuerte carácter alcalino y son útiles para corregir la acidez de los suelos.
De cualquier forma, para quien lo desee, su comentario queda publicado y le agradecemos de verdad la información.
Gracias y un saludo

Reply
Leta

Para plantas ornamentales puede ser una solución, pero nunca para plantas de las que vayamos a obtener frutos. Creo que deberíais dejarlo claro. Las sustancias nocivas que contienen los cigarrillos (quizá no así el tabaco de liar sin aditivos, si usamos papel no blanqueado y boquillas biodegradables) podrían pasar a nuestro organismo.

Reply
tyler_aries

No creo que el tipo de papel o el aditivo del tabaco sean motivo de preocupación alguna. aquí de lo que sehabla es de un insecticida natural y un nitrogenador , también natural .

Por esa regla de tres , funguicidas, fertilizantes químicos etc … no tienes escapatoria con esa teoría.

Reply
Froy Balam

Qué buena disertación en los comentarios pero creo que la solución es más fácil de lo que se espera. Si bien es cierto que el tabaco y su ceniza funcionan bien en los jardines y plantas de ornato y frutales es necesario hacer una aclaración vital.

El uso milenario del tabaco, molido, inundado o combustionado para enriquecer los nutrientes de los suelos está cimentado en el uso cotidiano del tabaco puro. [Tabaco orgánico para fumar: Para liar o para fumar en pipa o forjado]. Siendo así, no hay ningún inconveniente para su utilización agroecológica.

El ‘Tabaco’ utilizado en la facturación de cigarrillos no es tabaco puro -todos lo sabemos. De tal suerte que su utilización en los jardines debe ser mesurada y únicamente con fines de repelente de insectos y plagas, no como abono. Ahora bien, si el usuario consigue tabaco picado, o bien fuma puros [que son hojas de tabaco enrolladas]. Los residuos no implican carga química negativa para nuestras plantas a menos que nuestro suelo sea ácido.

Les mando un saludo. Digan no a los cigarrillos y sí a los puros.

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.