Publicado

¿Por qué en los envases plásticos figura un símbolo de reciclaje con forma de triángulo que contiene un número?

El contenedor amarillo, el de envases, contiene residuos de botellas y envases de plástico, briks, latas de refrescos, de conservas, envases de yogur, bandejas de corcho blanco (porexpan), bolsas de plástico, plástico film, botes de desodorante, tubos de pasta dentífrica, tapas de plástico o metal. Esta mezcla de residuos puede llevar erróneamente a pensar que todos se reciclan de la misma manera. Cada uno de estos objetos probablemente cuente con un número del 1 al 7 rodeado por el triángulo de flechas que nos indica que es un producto reciclable. ¿Pero qué quiere decir el número?

-

El número del 1 al 7 rodeado por el triángulo de flechas (cinta de Moebius) es un símbolo que nace en 1988, en Estados Unidos, de la mano de la Sociedad de la Industria de Plásticos (SPI). Nos indica, con algunas variaciones y adaptaciones según países, el material del que está compuesto un envase, dato importante para su posterior clasificación en los centros de tratamiento. Esta clasificación unifica todos los productos con el mismo número y garantiza un mejor método de reciclaje: mecánico, químico o energético, así como una mayor homogeneización del producto final conseguido. Existen diferentes tipos de plástico:

Cada sistema de reciclaje local o municipal puede estar basado en el sistema numérico o en cómo se elaboró el plástico. Según Cicloplast, sociedad comprometida en la promoción del reciclado de los plásticos en España, se reciclan todo tipo de envases plásticos, garantizando que el 100% de los plásticos que se depositen en el contenedor amarillo serán tratados. España dispone de más de 300.000 contenedores amarillos para reciclar los plásticos, cubriendo así al 93% de la población. 

Sin embargo, los plásticos siguen teniendo unos índices de reciclaje muy bajos en Europa, fundamentalmente por la gran variedad que existe. Más allá de los que recoge el sistema SPI, se calcula que pueden existir más de 100 tipos de plásticos.

¿CÓMO SE RECICLA EL PLÁSTICO

1ª Etapa: Recogida selectiva Separar selectivamente en cada domicilio los residuos de envases es el primer paso para reciclar. Por eso deberíamos separar en una sola bolsa todos aquellos envases con el símbolo del 1 al 7 y depositarlos en el contenedor amarillo. Los sistemas municipales serán los encargados de recogerlos y trasladarlos a las plantas de clasificación. 


2ª Etapa: La selección de materiales En el contenedor amarillo no sólo encontramos envases de plástico, sino que también hay latas y briks, por lo que en primer lugar es necesario separar cada una de las fracciones a través del siguiente sistema que nos explican desde Cicloplast

  • Una cinta transportadora eleva las bolsas de basura procedentes del contenedor amarillo, hasta la zona de clasificación.
  • En un rompedor se abren las bolsas liberando su contenido en la cinta de clasificación.
  • Un túnel con grandes imanes preselecciona los metales.
  • La selección del resto de los materiales se puede realizar manualmente o mediante diferentes automatismos.
  • Los plásticos son separados en diferentes familias, como mínimo en cuatro, que se apilan formando lo que en el sector se denomina balas de plásticos: PET: botellas de agua y refrescos, PEAD: envases de detergentes y alimentación, FILM PLASTICO: bolsas y filmes, PLASTICO MIXTO: yogures, bandejas, envases de alimentación, etc…

3ª Etapa: El Reciclado de Plásticos Las balas de plásticos procedentes de la planta de selección de materiales llegan a la planta de reciclado donde se trituran, se lavan en varias etapas, se secan y se homogeneizan para formar un aglomerado plástico que posteriormente se extrusiona (proceso utilizado para fortalecer elementos quebradizos)formando largos filamentos. Posteriormente, esos filamentos se cortan en pequeñas bolitas (granza) que se almacena en sacos para su uso como materia prima disponible para nuevas aplicaciones.

EN QUÉ SE PUEDEN TRANSFORMAR

Cada uno de los seis elementos reconocidos en el sistema SPI cuenta con procesos de reciclaje específicos, diferentes, algunos más desarrollados, costosos y eficientes que otros, menos el número 7 que no se puede reciclar. 

El PET, es el plástico más reciclado del mundo ya que cuenta con una  infraestructura para ello bien establecida y como nos cuentan en Ecoologic puede ser reciclado múltiples veces porque, aunque para uso alimentario solo se permite un primer nivel de reciclaje, en siguientes niveles se utiliza para conseguir fibras textiles.  

Las escamas de HDPE suelen incorporarse a la fabricación de tuberías, láminas plásticas y elementos como cubos de basura o conos de tráfico. 

El PVC recuperado y reciclado por métodos mecánicos es empleado en la fabricación de tubos, perfiles, mangueras, cepillos, escobas, revestimientos de paredes, suelas de calzados, artículos para la industria automotriz, etc. 

El LDPE, según el blog Materiales de ingeniería , es el plástico más reciclado en España y se transforma de nuevo en bolsas de plástico, tuberías de riego o en mobiliario urbano. 

El  Polipropileno se puede reconvertir en viguetas o recubrimientos plásticos, cajones, macetas y usos no comprometidos. 

El Poliestireno puede tener una nueva vida como bloques del mismo material que se utilizan en la construcción con diferentes utilidades: aislantes, etc. o puede utilizarse como drenaje en jardinería. 

Fuentes:  vivirsinplastico.com, mcp.es, Ciclopast

Imagen: pixabay.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.