Publicado

Posters para crear conciencia social y ambiental

Gus Morainslie, mexicano residente actualmente en Australia, es el coordinador de “Segunda Llamada”, la iniciativa que de manera bianual organiza uno de los certámenes de carteles sobre concienciación social y medioambiental más importantes de la actualidad. Hemos tenido la suerte de hablar con él y de que nos diga por qué está convencido de que el diseño gráfico y el cartel son herramientas poderosas para crear un mundo mejor.

- - -

“Segunda Llamada”, es el nombre del certamen de carteles que se organiza de manera bianual y que pretende despertar la concienciación social y medioambiental. En 2009 se celebró la primera edición y en ella participaron más de 200 diseñadores. En la última convocatoria, la de 2018, la respuesta ha sido de más de 2.000 carteles procedentes de 50 países. 

Gus Morainslie, mexicano residente actualmente en Australia, es el coordinador de este certamen. Está convencido de que el diseño gráfico y el cartel son herramientas poderosas para crear un mundo mejor.

– ¿Cómo surge la idea de utilizar los posters como elemento de concienciación?

Al estudiar la carrera de diseño de comunicación gráfica en México (UAM) aprendí la importancia del diseño y del impacto que puede tener en la sociedad a la hora de tomar conciencia de algo. De hecho, mi trabajo final fue la creación de un colectivo de diseño para trabajar diferentes aspectos relacionados con la conciencia social. El último proyecto que realizamos fue sobre temas ambientales. A partir de ahí, mi interés creciente por el tema dio pie a crear “Segunda Llamada”.

Desde 2009, “Segunda Llamada” ha organizado cinco certámenes de posters con diferentes temáticas: agua,consumismo, contaminación de plásticos, alimentos procesados y cambio climático. ¿En qué te basas para elegir una?

Cada año elijo un tema que me parece relevante en el contexto actual. La edición de este año, por ejemplo, ha recogido más de 2.000 trabajos entorno a la temática del Cambio Climático, pero no sólo desde el ámbito de la concienciación, sino también desde el de la llamada a la acción.

Una coalición de profesionales del mundo del diseño, arte, ciencia, educación, así como un grupo de activistas ambientales han unido sus fuerzas para luchar por nuestro planeta difundiendo información, encendiendo el debate y el diálogo, e inspirando a la gente a tomar conciencia sobre el cambio climático. ¡Pero lo que más deseamos es inspirar a la gente para que actúe! 

ESTOS SON LOS GANADORES DE LA ÚLTIMA EDICIÓN 

– ¿Por qué el certamen es bianual?

Es un lapso de tiempo necesario para planear bien la logística y las exposiciones a las que queremos llevar después las obras del certamen. Quisiera más tiempo para hacerlo más seguido, pero es un certamen que compagino con otros trabajos personales, por lo que no dispongo de todas las horas que necesitaría para hacerlo de otra manera. Afortunadamente cuento con la colaboración  de algunas personas en la parte técnica y en las bases de datos del concurso. No obstante, hay que reconocer que si el proyecto tiene vida es gracias a todos los diseños increíbles creados por participantes de todo el mundo y al tiempo dedicado por miembros del jurado.

– ¿Cómo valora el hecho de que en cada convocatoria el número de posters siga creciendo, al igual que el número de organizaciones que lo apoyan y el de miembros del jurado?

Es muy satisfactorio ver que se ha posicionado como un referente del cartel ambiental. Cada año hay más personas de distintos países preguntando por la siguiente edición. Este año fue muy interesante tener tres equipos de jurado (jóvenes y niños/as, diseño y ciencia) y contar con gente altamente cualificada.

Es el caso de Olivia Bouler. En 2010, cuando tenía diez años, quedó desolada al enterarse de un vertido de petróleo en el Golfo de México. Ni corta ni perezosa se puso a dibujar ilustraciones y con sus creaciones recaudó 200.000 dólares para ayudar a los grupos de conservación a rescatar aves y restaurar el hábitat de la zona. Con los años, su compromiso medioambiental ha ido creciendo y una de sus últimas aportaciones ha sido la de participar como jurado de nuestro certamen. 

– ¿De dónde surge la idea de incorporar también menores comprometidos al jurado del último certamen?

Su papel es clave en el futuro ambiental. Representan a la generación que tendrá que lidiar con muchos problemas heredados y es increíble ver personas tan jóvenes y tan concienciadas. Es muy interesante ver lo que está ocurriendo en la actualidad con las marchas y protestas de estudiantes que faltan a clase para pedir acción ambiental a nivel mundial.

-Respecto a los trabajos presentados, ¿de las primeras ediciones hasta ahora, los diseños han cambiado en sentido gráfico (nuevas técnicas, prevalencia de unas sobre otras, etc.)?

Siempre ha habido gran diversidad de estilos y técnicas de representación. Es interesante observar el reto que diseñar en blanco y negro ofrece a quienes participan. 

Cada año, los trabajos se evalúan con los siguientes criterios: originalidad del concepto, calidad gráfica, transmisión del mensaje y precisión de datos e información. 

Tras el certamen, los posters ganadores son expuestos en diferentes países. Por ejemplo, México, EEUU, Canadá, Bolivia, Colombia e Irán ya han acogido diferentes muestras. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.