Publicado

Residuos peligrosos, una constante en nuestro día a día

Cada año por estas fechas, Europa se moviliza en favor de la reducción de residuos a través de la Semana Europea de Prevención de Residuos. Este año serán casi 9000 iniciativas privadas y públicas las que podrán el foco sobre la necesidad de reducir el consumo de productos que contienen sustancias peligrosas.

- - - - -

¿Sabías que la almohada en la que descansas cada noche puede estar recubierta de partículas de plata para hacerla más resistente a las bacterias?  ¿O que los productos solares que nos aplicamos contienen dióxido de titanio para protegernos mejor de las radiaciones solares?

Los ejemplos son infinitos y suponen una pequeña muestra de que los residuos peligrosos los tenemos más cerca de lo que nos parece en forma de nanomateriales, sustancias químicas en productos plásticos, herbicidas, metales pesados y componentes electrónicos, etc.  Son residuos que tienen características de peligrosidad  por poder ser explosivos, inflamables o tóxicos. Implican un mayor riesgo para el medio ambiente y la salud humana que otros tipos de residuos y por ello Europa trabaja para asegurar el mayor nivel posible de protección frente a ellos.

En la página web `Las sustancias químicas en nuestra vida´, la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA) muestra de una forma muy divulgativa qué son, dónde las encontramos, cómo se pueden reconocer y cuáles son los efectos de las mismas en las personas y en el medio ambiente.

Estos materiales se encuentran en pequeñas o grandes cantidades  en prendas textiles, productos de limpieza, pinturas, pesticidas y aparatos eléctricos y electrónicos y pueden entrar en nuestro organismo por tres vías: inhalación, ingestión o absorción a través de la piel.

Es importante señalar que la ciudadanía se expone de forma cada vez más controlada a los mismos, ya que las normativas y las prohibiciones que marca Europa controlan su utilización en productos de uso diario: si se hace de la forma prevista o establecida, nos expone a grados muy bajos de contaminación.  No obstante, sí que existen ciertas sustancias químicas peligrosas, como determinados ftalatos (sustancias añadidas a los plásticos para incrementar su flexibilidad),algunos retardadores de llama que los dispositivos electrónicos pueden emitir al aire o productos de los que si nos deshacemos de forma incorrecta pueden liberar sustancias tóxicas en el entorno.

Según datos de la Agencia Europea de Medioambiente, EEA, cada persona generamos 200 kg de residuos peligrosos al año y los residuos domésticos peligrosos suponen una quinta parte de todos los que se producen al año en Europa.

Por todo ello Europa nos hace recapacitar, al menos durante una semana, sobre la necesidad de prevenir y reducir la cantidad de productos peligrosos que existen y que se pueden excluir de nuestros hábitos de consumo. Para ello, se va a apoyar en multitud de organizaciones, empresas o ciudadanos particulares que han propuesto acciones o actividades que se desarrollarán del 17 al 25 de noviembre por todos los países europeos.

Mientras, enumeramos aquí una serie de consejos muy básicos con los que podemos ayudar a reducir los residuos peligrosos, más allá de la celebración de las Semana Europea. Os apuntamos algunas recomendaciones:

En casa

  • Fabrica tus propios productos de limpieza.
  • Repara tus productos electrónicos.
  • Usa pilas recargables.
  • Infórmate de la normativa para deshacerte de los productos peligrosos.

En el supermercado

  • Compra productos con eco etiquetas reconocidas.
  • Compra cosméticos naturales.
  • Compra bombillas de bajo consumo.

En el jardín

  • Evita usar pesticidas.
  • No viertas aguas residuales.

En la oficina

  • Reduce la Impresión de documentos.
  • Usa tintas naturales.
  • Elabora unas indicaciones de qué hacer con los residuos peligrosos.

Si quieres poner en marcha alguna, pero te surgen dudas de cómo hacerlo, no dejes de preguntarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.