Publicado

Fundas de móviles que llegan del mar

Móviles y fundas de plástico protectoras. Probablemente uno de los binomios menos sostenibles del planeta. Se calcula que en Europa se desechan casi 26 millones de toneladas de plástico, de las cuales menos sólo se recicla el 30%. Dos emprendedores navarros se han propuesto reducir estas cifras produciendo fundas de móviles a partir de plásticos rescatados del mar.

- - -

Los hermanos Amaia y Julen Rodríguez necesitan tres kilos de plástico para producir una funda de móvil. Y parece que materia prima no les va a faltar, puesto que se calcula que cada año terminan en el fondo del mar más de 13 millones de toneladas de plásticos, lo que en una división rápida nos daría un hipotético resultado de más de 4.300 millones de fundas de móviles recicladas al año. En un sector, como el de la telefonía móvil donde los accesorios suelen quedar enseguida obsoletos, y en el que se calcula que cada año se tiran alrededor de 1.000 millones de fundas al año, la idea de reutilizar el plástico procedente de redes de pesca abandonadas en el mar Mediterráneo se presenta como una opción muy plausible.

Con ese ánimo ha nacido Gravity Wave, un proyecto creado por estos dos jóvenes de Pamplona con experiencia en el comercio de accesorios para móviles y con conocimiento de las consecuencias de desechar incorrectamente el plástico. Su objetivo es promover la pesca sostenible y responsable, fomentar el reciclaje de plásticos, e impulsar un modelo circular de negocio donde las fundas puedan ser recogidas y recicladas de nuevo. Por el momento cuentan con el apoyo de más de 130 barcos que faenan en aguas griegas y a los que se les ha formado para aprender a “pescar el plástico”. Posteriormente el material recogido se envía a Alicante donde se limpia, selecciona y trocea en una planta de reciclaje para trasladarlo posteriormente a otra empresa, también alicantina, que es la encargada de transformarlo en fundas de móviles a través de un sistema limpio, de cero emisiones. 

Amaia ha respondido amablemente a nuestras preguntas y nos ha acercado un poco más a Gravity Wave.

¿Cómo llegan dos jóvenes de Pamplona a un proyecto de reciclaje de residuos salidos del mar?

Aunque no hemos nacido en un sitio de mar sentimos una gran conexión con él y además nos necesita más que nunca. Julen, que está terminando sus estudios de LEIN en la Universidad de Mondragón creó hace dos años una empresa de accesorios de telefonía móvil que se dedicaban a hacer fundas con olor para smartphones. Todo iba muy bien desde el punto de vista empresarial, pero había un problema, y es que todo se hacía con plástico nuevo y esto estaba contribuyendo a la contaminación del planeta. Por eso Julen empezó a buscar alternativas. Yo, por otro lado, venía de vivir dos años en Asia y había tenido la oportunidad de viajar por muchos países del sudeste asiático, visitando islas del Pacífico increíbles, a menudo llenas de plástico. Cuando volví a casa ya estaba muy concienciada con el medioambiente y empecé a concienciar a las personas de mi alrededor, incluido Julen. En septiembre de 2019 dejé el trabajo que tenía en Pamplona porque quería emprender. Aquel momento coincidió con la decisión de Julen de transformar su negocio. Así creamos The Gravity Wave. Queríamos hacer algo por el planeta no solo a nivel individual, sino a nivel global que pudiese tener un impacto mucho mayor.

Para la creación de la fundas utilizáis redes de pesca abandonadas en el mar. ¿Qué hacéis con el resto de materiales plásticos que salen del mar? 

Los materiales que utilizamos para la producción de fundas son principalmente redes fantasma, aunque las redes, al ser un material muy resistente y duro, necesitan mezclarse con plásticos más blandos, como tapones de botella. Por eso nos sirven diferentes productos de plástico para la producción de nuestros productos y todo está hecho con el material que hemos recogido del mar y que ha sido reciclado en Alicante. El resto de materiales los utilizamos para producir filamento de impresión 3D y para el año que viene sacaremos nuevos productos. 

Tenéis empresas socias en Grecia y en Alicante, ¿os ha costado mucho que creyesen en un proyecto de estas características? 

Lo cierto es que han creído en el proyecto desde el principio. Julen y yo hemos trabajado mucho en el modelo y en el concepto de la empresa, pero sin Enaleia en Grecia y Tecnikoa en Alicante, no podríamos hacer lo que hacemos; actuando de manera conjunta somos más fuertes y el trabajo en equipo es imprescindible. ¡Estamos felices de poder hacer esto con unas empresas que cuentan con el conocimiento y la infraestructura para hacer grandes cosas!

Y el mercado, ¿creéis que está abierto al mensaje que lanzáis? 

Creemos que el mercado tiene más información que nunca y cada vez el grupo consumidor es más exigente con lo que compra, pide transparencia del producto y saber de dónde viene lo que compra. Por eso el mensaje que lanzamos está teniendo una gran acogida, ya que la trazabilidad de nuestros productos es muy clara. También se nos valora que fabriquemos todo en España, algo casi único en el mundo de la telefonía móvil. Consideramos también que esto va mucho más allá de una moda, la sostenibilidad, el reciclaje y la reutilización; ya no es algo que podamos cuestionar. Debemos trabajar conjuntamente para que el modelo de comprar, usar y tirar termine de una vez por todas.

Habéis puesto en marcha una campaña de crowdfunding que igual no consigue el objetivo de financiación que buscabais. ¿Afecta esto a vuestra propuesta?

Con esta campaña hemos comprobado algo maravilloso y es que hemos validado el producto, hemos visto que 120 personas de todas las partes del mundo, en cuestión de 43 días, han comprado más de 90 fundas recicladas con plástico del mar Mediterráneo y por lo tanto vamos a comenzar a producir a finales de este mes las fundas del iPhone X y Xs, que estarán listas en marzo y que venderemos a través de nuestra tienda online. Estamos buscando financiación para poder seguir produciendo y poder sacar todo el plástico que podamos del mar.

Fuentes: Comisión Europea de 2018 llamada Una estrategia europea para el plástico en una economía circular

Imágenes: Gravity Wave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.