Publicado

Jóvenes que luchan por un mejor planeta

Greta Thunberg, Anuna de Weber, Lilly Platt, Ollie Bouler, Winter Vicente o Ryan Hickman. Probablemente estos nombres nos resultan desconocidos, pero todos ellos corresponden a jóvenes que merecen nuestra mayor atención porque se han convertido en referentes medioambientales. Este post es una relación de sus historias e iniciativas. Con ellas alzan la voz para reclamar a adultos y, sobre todo, a políticos, una mayor concienciación sobre el medioambiente.

- - - - - -

Desde hace varias semanas los medios de comunicación de todo el mundo han comenzado a hacerse eco de las manifestaciones de jóvenes estudiantes de Europa que reclaman, a través de masivas manifestaciones públicas que convocan un día a la semana, políticas más comprometidas con el medio ambiente. 

Este movimiento, denominado Fridays for Future (Los viernes por el futuro), surgió en Suecia, donde la joven  Greta Thunberg hace huelga cada viernes frente al Parlamento de Estocolmo, para exigir a los políticos de su país que actúen contra el cambio climático. Recientemente ha visitado Bruselas con intención de sacarles los colores a los eurodiputados/as y hacerles ver que los niveles de reducción de emisiones para 2030, que pasan por disminuir al menos en un 40 % las emisiones de gases de efecto invernadero respecto a los niveles de 1990, “no son suficientes para proteger el futuro de las criaturas que crecen hoy”. También ha estado en Davos y en la cumbre climática COP24 de Katowice (Polonia) que se celebró en diciembre de 2018.

Frente al conjunto de líderes mundiales más importantes ha alzado su voz de hartazgo que parece haber calado hondo en grupos infantiles y juveniles de todo el mundo que se han unido  a los movimientos.

En Bélgica, por ejemplo, se calcula que 30.000 estudiantes se manifestaron el pasado 24 de enero contra el cambio climático y a favor de políticas que protejan mejor el medio ambiente. Anuna de Weber, de 17 años, inspirada por la iniciativa de Thunbergencabezó la movilización convocada a través de redes y que le ha llevado a ser conocida como la líder del movimiento estudiantil por el clima mas activo del planeta. 

Girona, Barcelona y Madrid son las primeras ciudades españolas “contagiadas” por el movimiento internacional ‘Youth For Climate’. En ellas se ha convocado para el 15 de marzo una huelga escolar, coordinada a nivel internacional, para reivindicar mayor acción política contra el cambio climático.

Estos movimientos han trascendido a otros países fuera de Europa. Olivia Bouler, por ejemplo, es una estadounidense de diecinueve años que lleva desde los diez encabezando un proyecto para la conservación de un hábitat del Golfo de México contaminado por un vertido de petróleo. Su trabajo ha recibido múltiples elogios, como el de ser nombrada Campeona de Cambio por la Casa Blanca. Además de escribir varios libros, cuenta su experiencia en conferencias por todo el mundo o en artículos en prensa de reconocido prestigio. 

En los Países Bajos vive Lilly Platt, de 10 años. En su caso, su lucha se centra en el plástico y en la contaminación que produce en el entorno. La visita a un renombrado restaurante de comida rápida en cuyo exterior se amontonaban restos de envases le hizo recapacitar y desde entonces ha encabezado numerosas acciones de limpieza de plástico en entornos naturales. La Coalición contra la Contaminación por Plástico, la ha nombrado Joven Embajadora de su movimiento. 

Por su parte, Ryan Hickman es, junto a Lilly Platt, uno de los influencermedioambientales más jóvenes del planeta. Con apenas 10 años cuenta con su propia “empresa de reciclaje de envases”. Su pasión por el reciclaje nació cuando con sólo tres años visitó, junto a su padre, una instalación de reciclaje local. Desde entonces no ha dejado de recoger envases, botellas de cristal y latas de su vecindario. Tras su clasificación, y con la ayuda de su padre, los entrega en un centro de reciclaje. El dinero que obtiene lo destina a apoyar a un centro de protección de ballenas y leones marinos en el Pacífico, iniciativa que ha tenido su repercusión en programas y páginas de los principales medios estadounidenses.

Por último, el australiano Winter Vincent, además de una promesa del surf mundial, es un filántropo con mucha influencia. A través de diferentes iniciativas ha recaudado más de 42 mil dólares con los que ha puesto su granito de arena para proporcionar agua potable a distintas comunidades de Indonesia. Es embajador de la Surfrider Foundation, participa activamente en campañas contra el plástico y ofrece conferencias en todo el mundo donde uno de sus mensajes es que los niños y las niñas pueden marcar la diferencia. 

A la vista de todos estos ejemplos, no podemos pensar lo contrario. ¿Conoces en tu entorno alguna otra historia curiosa protagonizada por gente joven? Cuéntanosla. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.