Publicado

Maratones de reciclaje

Quizás la primera imagen que te haya venido a la cabeza al leer "maratones de reciclaje" sea la de miles de corredores unidos por una causa solidaria o de concienciación relacionada con el reciclaje. Sin embargo, estos maratones nada tienen que ver con exigentes pruebas deportivas, sino con encuentros de muy diferentes características en los que el reciclaje y reutilización de residuos son las excusas para reunir a multitud de personas.

- - - -

En un Maratón de Reciclaje, los participantes tienen un tiempo limitado para realizar una actividad: crear un estilismo nuevo a partir de ropa usada, recoger el mayor número de botellas de vidrio, crear una obra artística, ser capaces de separar el mayor número de residuos, etc.

QUÉ ES UN MARATÓN DE RECICLAJE
Los participantes tienen un tiempo limitado para realizar una actividad.
Las plazas están restringidas (15 inscripciones entre grupos e individuales en el caso de Fundación Dexailles).
El resultado se valora según su originalidad, sensibilidad hacia el material utilizado, la posibilidad de reproducción, el estado de finalización o cuestiones de utilidad.

Existen tantas modalidades como organizaciones que los llevan a cabo. Una de ellas es Altrapo Lab, un laboratorio de reciclaje textil que organiza el Maratón de reciclaje textil creativo. Un encuentro de dos días entorno al cual se organizan diferentes iniciativas y actividades en torno al reciclaje, la reutilización y las posibles alternativas al consumo convencional de moda, una de las industrias más contaminantes del planeta. Bajo el lema de ‘La prenda más verde es la que ya existe’ (Yvon Chouinard), ocho creadores diseñan y confeccionan en directo una prenda de upcycling -reciclaje textil creativo- a partir de prendas de la montaña de ropa en desuso. Con este encuentro se busca fomentar la creatividad, la experimentación y la participación en torno a actividades para todo tipo de público.

UN MARATÓN DE RECICLAJE BUSCA:
Prevenir los residuos y promover la reutilización de estos.
Aumentar la concienciación sobre la recogida selectiva.
Generar un espacio creativo y de fomento del ecodiseño.
Contribuir a disminuir las emisiones de CO2.
Crear cultura ambiental.
Mostrar talento y habilidades.

Uno de los primeros maratones de reciclaje de los que hemos tenido referencia se produjo hace 20 años en Barcelona y supuso el germen de las actividades de Drap-Art, uno de los principales encuentros creativos mundiales en torno al reciclaje. Desde entonces las temáticas se han multiplicado: maraton de residuos en general, de reciclaje de vidrio, de textiles, e incluso hay algunas iniciativas como la de la Fundació Dexailles que se plantea empezar a realizar maratones con objetos voluminosos: muebles, etc.

TIPOS DE MARATONES DE RECICLAJE
De una sóla temática: textil, vidrio, artísticos (Por ejemplo: Reinnova la roba)
Con duración cerrada: uno o dos días (Por ejemplo: Alarmarte)
Durante un periodo de tiempo más largo o extendido en una zona geográfica
Solidarios
Creativos
Reivindicativos

La complejidad en cuanto a infraestructuras requeridas y prevención de riesgos están retrasando la puesta en marcha del mismo, pero no dudamos que saldrá adelante en breve. En el caso de Dexailles, sus maratones no están abiertos al público, sino que se limitan a un número de creadores que durante dos días trabajan con la presión de conseguir un diseño no sólo creativo, sino también práctico. Como nos cuenta María Suau, técnica ambiental de la Fundación, “los diseños son valorados por un jurado técnico y profesional que valora no sólo el estilo de la creación sino su posibilidad de ser utilizado a diario y, desde el año pasado, el aprovechamiento máximo del material que se ha utilizado en la creación. Este hecho surgió de forma fortuita. Uno de los participantes al concluir el maratón dejó a los pies del diseño los restos textiles que le habían sobrado. Lo que surgió como una curiosidad nos parece en estos momentos un aspecto muy valorado a la hora de elegir el diseño creado”.

El tipo de organizaciones que se implican en estas iniciativas es también diverso. En nuestra búsqueda de ejemplos en los que poder inspirarse, hemos encontrado el caso de una cadena hotelera que con esta actividad buscaba aumentar la cultura ambiental entre sus proveedores y/o colaboradores o una organización colombiana que utilizó este tipo de encuentros para organizar, con el apoyo de 120 promotores ambientales, 12 puntos de recolección de vidrio con los que implicó a más de 6.000 personas participantes. Cualquier excusa es adecuada.

El objetivo final, como nos cuentan desde Altrapo Lab, es visibilizar los residuos, poner en práctica alternativas de consumo y generar espacios abiertos a la creatividad y a la recuperación de habilidades, además de tomar conciencia sobre todo lo que desechamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.