Publicado

Plogging: el fitness sueco que quiere salvar el mundo

El plogging es una iniciativa llegada de Suecia que compagina actividad física con el cuidado del medio ambiente. Esto es: recoger la basura que una persona se va encontrando mientras va corriendo. No es una actividad competitiva, sino que hunde sus valores en la motivación y la satisfacción de estar generando un beneficio para el planeta a la vez que se genera un beneficio físico para la persona que lo practica.
Zenbait lagun, plogging-a egiten, Suediako kaleetan. Iturria: Plogga

- - -

La palabra plogging mezcla los términos “plock” que en sueco significa recoger y “jogging” que en inglés quiere decir trotar. Con todo, cualquier actividad que se realice al aire libre: caminar, andar en monopatín, en bicicleta, etc. es susceptible de participar en este movimiento, bastante extendido en Suecia y que se está exportando a otros lugares del planeta.

La idea surge de Erik Ahlström, corredor habitual, gran conocido en el mundo del running sueco y ahora también promotor y creador de la asociación que gestiona en la actualidad la difusión del “plogging” y actividades medioambientales y charlas alrededor de la misma. Según nos cuenta, en sus salidas estaba harto de ver como el abandono de residuos en calles, caminos o espacios naturales estaba ensuciando cada vez más el entorno de las ciudades suecas. Propuso la idea a otros compañeros y amigos que compartían con él los hábitos de correr y mantener limpio el medioambiente y han conseguido crear un movimiento ya conocido por el 75% de la población sueca y colocar la palabra Plogga entre una de las 38 nuevas palabras suecas de 2017.

La actividad se presenta como algo más que correr ya que permite combinar esta técnica con otras como la realización de sentadillas, estiramientos o incluso el parkour, con las que alcanzar los residuos que se vayan encontrando por el camino o en lugares más recónditos. Sin olvidar, los ejercicios que se realizan de brazos no sólo para recoger sino para trasladar después lo recogido a un punto limpio o contenedor.

Lo único que se necesita para comenzar a practicarla es una bolsa de plástico, guantes, un par de buenas zapatillas y cumplir, como nos recomienda una preparadora física a la que hemos preguntado por esta práctica, unos consejos básicos.

“Agacharse y levantarse es un hecho natural, siempre y cuando el peso recogido no tenga demasiada carga”, nos comenta Sandra Pérez Abadiano, preparadora física pamplonesa. “Teniendo en cuenta una serie de consideraciones como flexionar las piernas, mantener la espalda recta, alternar la recogida con un brazo y después con el otro y no hacer movimientos de manera brusca ni al agachar ni al levantar, parece una actividad recomendable, para la que también recomendaría buscar una coordinación entre la velocidad de la carrera y el agacharse/levantarse, de forma fluida”.

El movimiento “plogging” ha salido ya de Suecia y es conocido también en Gran Bretaña, Australia o Suiza. Organizaciones como el World Economic Forum se han hecho eco de esta iniciativa que algunos no han dudado en denominar como el fitness sueco que quiere salvar el mundo. En su página web, los promotores ofrecen todo tipo de información para organizar salidas de forma segura.

Según cuenta Ahlström, hay que actuar ya, de una forma o de otra, ya que si no evitamos la basura en nuestro entorno, en 2050 es posible que los mares contengan más plástico que peces en 2050. ¿Te apuntas a hacer plogging?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *