Publicado

Consejos para un consumo ordenado, seguro y evitando residuos en el hogar

El gasto en alimentación ha crecido de forma importante en millones de hogares de todo el mundo, como consecuencia del avance del covid-19. El abastecimiento de productos de primera necesidad está asegurado en la mayoría de países. Sin embargo, las autoridades nos recomiendan no utilizar esta salvaguarda para salir todos los días de nuestros hogares a hacer pequeñas compras. Por ello, nos parece importante aportar algunos consejos que faciliten realizar compras de forma ordenada, segura, ahorrando tiempo y dinero e intentando evitar el desperdicio de alimentos.

- - - -

1. Comprar de forma segura

Desde la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición nos recomiendan hacer una buena planificación de nuestras compras, a través de una lista con tres columnas: alimentos que no necesitan frío, otra para los refrigerados y otra para los congelados

Para completarla, Isabel Juaniz, nutricionista y creadora del blog  “Un tomate que habla”, nos explica en su último post, qué alimentos no pueden faltar en la lista de la compra. 

Si a la hora de la compra seguimos también el orden de escoger primero los productos que no necesitan frio, seguido de los refrigerados y por último los congelados, además de pasar menos tiempo en los establecimientos, aseguraremos el mantenimiento de la cadena de frío de los productos. 

Por otro lado, y teniendo en cuenta que la recomendación es que salgamos lo menos posible, es importante elegir productos con fecha de caducidad larga, eligiendo también aquellos cuyas fechas de duración mínima (aquellas hasta la cual un alimento conserva su calidad o cualidades organolépticas intactas) se adecuen mejor a las estrellas con las que cuentan nuestros frigoríficos y congeladores. 

Para entender mejor la duración asociada a los productos en función de las estrellas con los que cuenta tu congelador, pincha aquí

Al terminar de comprar, y por evidentes razones sanitarias, hay que ir a casa en el menor tiempo posibley, por supuesto, intentar mantener las bolsas reutilizables en buen estado de conservación, limpieza y en estos días, de higienización. Tal y como nos recuerda Isabel Juániz, además debemos cumplir con las medidas higiénicas que nos facilitan en las tiendas y evitar comprar alimentos de forma exagerada, ya que esto puede provocar que otras personas no encuentren lo que necesitan, sin olvidar que, si compramos más que lo que necesitamos, estamos contribuyendo al desperdicio de alimentos”.

2. Cómo conservar alimentos en refrigeración y congelación

Quédate con esta máxima: “First In, First Out”,o lo que es lo mismo, “lo primero que llega es lo primero que sale”. Es decir, nos ayuda a racionalizar el orden de consumo de los productos que compramos, evitando que se nos estropeen al no verlos a primera vista u olvidarnos de que los hemos comprado. 

Una vez en casa, es importante guardar, siguiendo el “First In, First out”, en primer lugar los alimentos refrigerados y congelados para no romper la cadena de frío, que es lo que preserva su seguridad y mantiene las cualidades organolépticas de cada alimento. Además, es aconsejable, anotar la fecha de congelación y hacer porciones adecuadas para el futuro consumo, a fin de no descongelar grandes cantidades que nos lleven después a desperdiciar alimentos. 

Para los alimentos refrigerados se recomienda la siguiente colocación:

– en el estante superior, alimentos que ya estén cocinados, 

– en el central, productos lácteos y embutidos, 

– en el inferior los crudos, envasados correctamente. 

– en la puerta, las bebidas,

– en el verdulero, las frutas y verduras. 

Para los alimentos que no necesitan frio, es importante guardarlos en lugares frescos, secos y ordenados.

3. Cómo cocinar

En primer lugar, seguir aplicando la máxima siguiendo el “First In, first out” para evitar que los alimentos se nos estropeen sin haber llegado siquiera a ser cocinados. 

Además, es importante cuidar nuestra higiene y aseo personal, utilizando constantementeagua y jabón para lavar nuestras manos y mantener limpios tanto la superficie de trabajo como los utensilios, sobre todo si se han manipulado productos frescos. 

AESAN nos aporta además cinco claves para mantener la seguridad de los alimentos que se centran además de en mantener la limpieza, en cocinar todos los alimentos alcanzando la temperatura adecuada y en conservar los alimentos por separado en función de su estado: crudos o cocinados y a temperaturas adecuadas. 

Ahora no es momento de tener que visitar un centro médico por un intoxicación alimentaria y mucho menos desperdiciar alimentos. Esperemos que con estos sencillos consejos os ayudemos a pasar estos días. Quizás tú tengas otros trucos y no te importa compartirlos con el resto de personas que leen este blog, ¡te animamos a compartirlos!

Fuentes: 

www.untomatequehabla.com

https://es.kantar.com/empresas/consumo/2020/marzo-2020-sigue-creciendo-el-consumo-en-alimentación-debido-al-coronavirus/

Imagen:  Марьян Блан | @marjanblan en Unsplash

Ilustración: Ecoblog MCP

One Comment

cinecalidad

Gracias! Es muy necesario en estos momentos cuidarse mucho y tomar las medidas necesarias para evitar contagiarse. Desde ahora tienes a un nuevo seguidor, gran articulo, me ayudaste mucho!!

Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.