Publicado

El hospital de las plantas

En Pozuelo de Alarcón (Madrid) existe un lugar con vocación educativa en el que, además de sanar las plantas (e ingresarlas si era necesario), se enseña a la ciudadanía a cómo cuidarlas para evitar que vuelvan a enfermar. Además, cuenta con una UVI, donde los casos más difíciles reciben cuidados especializados, además de una Guardería de Plantas, donde los vecinos y vecinas pueden dejar en buenas manos sus ejemplares durante las vacaciones.

- - - - - - - - - - - - -

La idea surgió casi sin querer, pero no por casualidad. Pozuelo de Alarcón (Madrid) cuenta con un Aula de Educación Ambiental con una amplia trayectoria en procesos de participación y educación para el desarrollo sostenible. En este espacio de trabajo en común y de encuentro, se desarrolló un curso de capacitación profesional sobre jardinería y viverismo en el año 2014. El profesor, el botánico Óscar Domínguez, pidió a su alumnado que trajera plantas enfermas para tratar la asignatura de fitopatología y así examinar las enfermedades, determinar la patología y aplicar los tratamientos necesarios y específicos; es decir, “aprender curando”. Las plantas podían venir de sus propios hogares, o de personas cercanas (familiares, amistades…). Y la iniciativa tuvo tanto éxito, que cuando terminó el curso se seguían recibiendo peticiones para asesoramiento sobre el tratamiento de plangas y enfermedades, por lo que el Ayuntamiento decidió dar continuidad a lo que se denominó “Hospital de Plantas”.

Hoy se siguen realizando consultas y atendiendo pacientes a diario, aunque los miércoles es el día en los que un nutrido grupo de personas voluntarias que ejerce labores de enfermería botánica realiza los tratamientos necesarios a las plantas, siguiendo las instrucciones del fitopatólogo: el doctor de las plantas. “El servicio se desarrolla desde el Aula de Educación Ambiental de la Concejalía de Educación y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón –explican desde el propio ayuntamiento-. La responsabilidad de la iniciativa recae sobre el conjunto de técnicos y técnicas de este centro, quienes reciben el asesoramiento de Oscar Domínguez, pero es trabajo del grupo de voluntariado ambiental es esencial. Se trata de un colectivo, amante de las plantas, que disfruta mientras trabaja, aprende y realiza un servicio a la comunidad.”.

El servicio del hospital se ha ido ampliando con el tiempo. Si en un principio tenía una vocación educativa por la que, además de sanar las plantas (e ingresarlas si era necesario), enseñaba a la ciudadanía a cómo cuidarlas para evitar que vuelvan a enfermar, hoy cuenta, además, con un invernadero específico climatizado; una Guardería de Plantas, donde los vecinos y vecinas de Pozuelo pueden dejar en buenas manos sus ejemplares durante las vacaciones; y una UVI, donde los casos más difíciles reciben cuidados especializados, contando ésta, incluso con un sistema robotizado para el control de humedad y luz creado por alumnos de robótica de un instituto de la localidad.

“Aunque quienes más acuden al centro provienen de Alarcón, en la medida de nuestras posibilidades, asesoramos y prestamos ayuda a cualquiera que lo necesite. Hay que tener en cuenta que el programa de voluntariado es regional, por lo que quienes vienen a prestar su ayuda llegan de diferentes municipios. Por eso no sería razonable restringir el servicio a nuestra localidad”, matizan desde el consistorio.

¿Y qué se ofrece exactamente en este centro? “Cualquiera que tenga una planta enferma puede venir al Hospital de Plantas con una muestra de la parte afectada, o bien con el ejemplar completo en el caso de que sea posible transportar la maceta. En el hospital se hace un diagnóstico y se aplica el tratamiento que precise cada ejemplar; se utilizan los productos fitosanitarios específicos (si es posible, remedios caseros y ecológicos), cambios de sustratos, podas, etc.  En el caso de que el ejemplar precise ingresar para su recuperación, se identifica con una etiqueta para su fácil localización y se le abre una ficha para el control y seguimiento.  Todo ello, se acompaña de las explicaciones necesarias para comprender la enfermedad, el origen de ésta y cómo evitar que vuelva a enfermar. Transcurrido el plazo necesario para su recuperación, el dueño o dueña puede retirar su planta sin coste económico alguno”. El único requisito para atender las plantas es que sean trasladadas hasta el Hospital, aunque también se pueden resolver dudas con el servicio online de consultas. “Sí, en ese caso es muy útil acompañar la consulta con fotografías de la planta para poder determinar lo mejor posible cada caso”.

Tal y como queda dicho, además del servicio de hospital, también se ofrece el servicio de guardería de plantas “dirigido, sobre todo, a las personas que se van a ausentar durante las vacaciones, etc. En ese caso, se da prioridad a las plantas que más cuidados y atenciones requieren, como los bonsáis, orquídeas… pero también a las plantas con especial apego sentimental”. Para hacer uso de este servicio es preciso informar previamente del número de ejemplares que se desea llevar a las instalaciones, con el fin de confirmar la disponibilidad de plazas.

El Hospital de Plantas se encuentra en el Aula de Educación Ambiental, en Húmera, Pozuelo de Alarcón, junto al Parque Forestal Adolfo Suarez, un emblemático espacio forestal de más de 150 hectáreas recuperado por la localidad para el disfrute de la ciudadanía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.