Publicado Escrito por: Ecoblog

“En Noruega se recicla mucho y bien”

- - - -

Noruega es un país de referencia en Europa por su curioso sistema de gestión de residuos. Los residuos no son basura, sino recursos que se transforman en energía. Separan tanto los residuos que incluso tienen que comprar residuos con los que mantener su sistema energético. En el hogar separan las mismas fracciones que conocemos en España, aunque también existen contenedores específicos para productos tóxicos, electrónicos y otros. La basura orgánica se recoge semanalmente y el contenedor de papel y cartón una vez al mes.

Son algunas de las diferencias con nuestro sistema de recogida de residuos: Pero hay más, especialmente en la concienciación ciudadana. Nos lo ha contado Maitane Gil, una jóven profesora pamplonesa afincada en  Noruega.


Maitane, como muchos jóvenes españoles, tuvo que emigrar y “eligió” Noruega como país de destino y Bergen como ciudad para vivir. Según sus palabras, es uno de los países con mayor calidad de vida del mundo a pesar del frío, “que no es tanto”, del idioma raro “con muchas vocales” y de la poca luz –”que es mucha en verano”. Noruega también es una referencia en gestión de residuos, donde la concienciación social comienza desde los primeros años de vida. “En Noruega no es obligatoria la escolarización en preescolar, pero casi todos los niños de 2 a 6 años asisten a escuelas donde el aprendizaje se desarrolla en gran parte a través del juego y el contacto directo con la naturaleza.”

¿Qué se hace en Noruega con los residuos que uno genera?, ¿cuál es el proceso?, ¿dónde se depositan los residuos?
En Noruega se recicla mucho y bien. Los residuos en el hogar se clasifican en las fracciones papel y cartón, envases de plástico, vidrio y cristal, y por último orgánico. Esto en lo referente en “basura al uso”. También encontramos contenedores especiales para : tóxicos (sprays, fluorescentes, pintura..) y  electrónica. Cada casa o bloque de pisos tiene un contenedor común (o dos dependiendo de tamaño) para residuos orgánicos y éste se recoge una vez a la semana. El día varía dependiendo del ayuntamiento, en el caso de Bergen es los miércoles. El contenedor de papel y cartón se recoge una vez al mes y varía según el vecindario. El ayuntamiento reparte unos calendarios a final de cada año con los días de recogida de todas las basuras. También se recoge ese día los residuos de plástico en una bolsa especial que se coloca al lado del contenedor de papel. El vidrio/metal se deposita en unos contenedores especiales situados cerca de los supermercados.

¿Cómo se organiza uno en casa?
En mi caso contamos con recipientes especiales y separados para cada residuo. En el caso del cristal/metal lo acumulamos en unas bolsas especiales en el sótano y lo vaciamos una vez por semana. Es importante recordar sacar el contenedor de materia orgánica la noche previa al día de recogida o por la mañana temprano, el camión suele pasar en torno a las 9:00 h. y si te has olvidado de sacarla los operarios no entraran a tu jardín a recoger el contenedor.

¿Te ha costado mucho hacerte con el hábito noruego de reciclar?
Un poco sí, aunque ahora ya casi soy experta y en alguna ocasión he sacado el cubo de residuos orgánicos antes que mis vecinos. En España lamentablemente no estamos concienciados lo suficiente para seguir un reciclaje óptimo y cada uno en su casa se rige por sus propias normas sin hacer mucho caso a los contenedores que están a la vuelta de la esquina. Personalmente, reconozco que me costó clasificar todos los residuos y tener siempre claro que debía seguir el calendario de recogida. Un dato curioso es que las botellas de refresco, latas de cerveza, zumo etc son retornables, y los envases vacíos se llevan a unas máquinas especiales colocadas en los supermercados que devuelven una corona (11 céntimos) por cada botella. Es una manera de “premiar” el reciclaje y es especialmente efectiva con los niños.

¿Cómo se informa a la población sobre la importancia del reciclaje?
El ayuntamiento manda diversos panfletos durante el año y la página web está disponible tanto en noruego como en inglés.

¿Qué papel crees que juega la educación desde edades tempranas en el hábito extendido de reciclar dentro de la población?
Desde pequeños, y es un ejemplo que lo tengo muy cercano en mi escuela; se les enseña a separar los residuos y la verdad es que lo automatizan.

¿Sabes dónde acaban todos los residuos que se recogen?
Es un país que apuesta al 100% por la sostenibilidad. Aunque no sé exactamente cómo se procesan, sí sé que se utilizan para la generación de energía y esto provoca que el país tenga que comprar basura a otros países para convertirla en energía.

Y por último,  ¿cuál es en tu opinión la principal diferencia en cuanto al reciclaje entre España y Noruega? Y ¿cómo valorarías el sistema noruego?
Es algo que tienen muy interiorizado y lo siguen a rajatabla. Como digo, es a los de fuera a los que nos cuesta un poco más acostumbrarnos a los calendarios de recogidas y a no tirar los envases de yogur dentro del orgánico. Los noruegos nos llevan siglos de ventaja en muchos e importantes aspectos del día. Son cuidadosos y respetuosos con sus residuos, detalle que se puede extrapolar a su día a día y a aspectos más amplios de su sociedad.
En año y medio que llevo Noruega no he visto a nadie tirar un papel al suelo, cosa que en España está a la orden del día. Creo que la transparencia y limpieza noruega no sólo se aprecia en el tratamiento de residuos, es un claro reflejo de como funciona su sociedad.

Este post forma parte de una serie sobre cómo se recicla en diferentes lugares del mundo:

La organización de los residuos en Japón es todo un estilo de vida
En Suiza reciclar es gratis, pero tirar basura cuesta dinero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.