Publicado

La magia está en el agua

Chicos y chicas se arremolinan delante de un escenario en negro donde destaca un caballete que soporta un panel con tres supuestas “Normas de Oro”, tapadas. Esperan inquietos el comienzo de un espectáculo de magia. Lo que no saben es que van a aprender de una forma lúdica la necesidad de ser responsables y cuidar el agua como recurso natural agotable y, a su vez, indispensable para la vida. El espectáculo “Los secretos del agua” está a punto de comenzar.

-

Si en otras ocasiones hemos hablado de residuos convertidos en esculturas, del tema de medioambiente llevado a la literatura o de la naturaleza plasmada en fotografías o en pintura, hoy nos toca hablar del agua llevada a la magia.

Humor, interacción y experimentación son los elementos que Odei Domingo, más conocido como El Mago Hodei, y su equipo ofrecen en su espectáculo de magia educativo y con temática medioambiental. Y es que la magia también se puede entender como una herramienta de sensibilización.

“Nos planteamos ideas relacionadas con el reciclaje, pero vimos que ya había algún espectáculo con esta temática y lo desechamos –explica Odei-. Sin embargo, el tema del agua nos pareció interesante por ser una materia que aparece a nivel curricular en todos los niveles de infantil y primaria”

Por eso, el espectáculo se concibió desde el primer momento como una oferta escolar. Leire Tejero, graduada como maestra de Educación Infantil y miembro del grupo de magia, extrajo, junto al resto del equipo, aquellos aspectos de cada etapa educativa que consideró más interesantes para crear un espectáculo que gustase al alumnado de todas las edades. El resultado fue “Los Secretos del Agua” 

Propiedades y características del agua, usos en nuestra vida, el conocido ciclo del agua, la contaminación…son temas que aparecen y desparecen con rapidez a lo largo de los 45 minutos que dura el espectáculo. Todos ellos mezclados con grandes dosis de humor, interacción con el público, participación en los juegos de magia y guiños como las tres normas de oro: no desperdiciar agua, la necesidad de hidratarse y no contaminar ríos y mares.

En definitiva, se ha creado un producto escénico que busca conseguir que el alumnado recuerde durante mucho tiempo la experiencia vivida; una experiencia que les haga reflexionar y les haga profundizar en su pensamiento crítico. Según palabras del propio Odei, “el objetivo no es trabajar conocimientos, ya que de esos ya se encarga el profesorado en las aulas, sino de trabajar valores de responsabilidad, cuidado y protección de un recurso natural agotable, pero indispensable para la vida”

Y la respuesta no puede ser más gratificante: alumnado entusiasmado que no pierde ni un detalle de los hábiles movimientos del mago que solidifica o evapora agua con sus manos en cuestión de segundos.  

Niños y niñas que acaban recriminando al mago cuando se dispone a “desperdiciar” agua; y profesorado que ve cómo en menos de una hora el público infantil interioriza, de forma “mágica”, las explicaciones que se han intentado transmitir durante horas en las aulas. “Lo mejor es que, pasados unos días, quienes nos han visto aún recuerdan las principales enseñanzas del espectáculo -explica Odei Domingo-. Una profesora, nos contactó dos semanas después del espectáculo para contarnos que muchos de sus alumnos y alumnas todavía hacían comentarios si alguien se dejaba los grifos abiertos”.

De momento, este es un espectáculo que sólo se puede ver en centros educativos, aunque a la vista de su éxito sus responsables ya trabajan para adaptarlo a otros espacios públicos. 

Mientras tanto, podéis disfrutar de algunos extractos en el siguiente video: 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.