Publicado

Tokio prepara sus juegos olímpicos más sostenibles

Japón, conocido por contar con un sistema de separación de residuos interiorizado como un estilo de vida, probablemente pasará a la historia de los juegos olímpicos por su dedicación y participación en la producción de medallas y pódiums a partir del reciclaje de dispositivos electrónicos y elementos domésticos plásticos. Se prevé además que este no sea el único ejemplo que convierta a los Juegos Olímpicos de 2020 en una referencia de evento sostenible.

Durante dos años, la población japonesa ha sido llamada a depositar en puntos autorizados sus viejos móviles o elementos electrónicos obsoletos. Del 1 de abril de 2017 al 31 de marzo de 2019 las autoridades municipales de todo el país recogieron aproximadamente 78.985 toneladas de pequeños dispositivos electrónicos usados, incluidos teléfonos móviles, mientras que la cadena de tiendas NTT Docomo recogía en todo Japón aproximadamente 6,21 millones de teléfonos móviles usados. Se considera que más del 90 por ciento de municipios de todo el país participó en tan gran reto que dio como resultado la obtención aproximada de 32 kg de oro, 3.500 kilos de plata y 2.200 kilos de bronce que se utilizarán en la fabricación de medallas. 

Imagen: tokyo2020.org

Tras este desafío, las autoridades japonesas lanzaban uno nuevo en junio: llevar desechos de envases domésticos de plástico a cajas de recogida colocadas en tiendas minoristas para posteriormente poder utilizarlos en la producción de los podios de triunfadores. Los podios se fabricarán con este plástico reciclado y con los desechos plásticos obtenidos del océano. Así se conseguirá, por primera vez en la historia de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, que un podio esté hecho de plástico reciclado a partir de los desechos de la ciudadanía. 

Los retos sostenibles de los próximos Juegos Olímpicos no se quedan ahí ya que, a medida que se va acercando la fecha de comienzo, vamos descubriendo los detalles más sostenibles de esta nueva cita olímpica. Por ejemplo, la “Operación BATON”, que busca construir la Plaza principal de la Villa olímpica a partir de madera autóctona japonesa que, a la finalización de los Juegos, se devolverá a sus 67 regiones de origen para ser reutilizada.

El Comité Olímpico nipón se ha propuesto además que tras apagar la llama olímpica no quede ni un resquicio, ni un residuo de más. Tokio 2020 se ha propuesto que el 99 % de los artículos y bienes empleados para los Juegos del próximo año sean reutilizados o reciclados posteriormente

Por ejemplo, recientemente se presentaban los muebles que decorarán las habitaciones de los deportistas olímpicos, fabricados todos con cartón o materiales ecológicos que no generen residuos. Las 18.000 camas de la Villa olímpica y 8.000 de la paralímpica estarán construidas a partir de cartón altamente resistente (capaz de soportar hasta 200 kilos de peso). La estructura de cartón de alta densidad es resistente a impactos, impermeable, resistente al fuego y tras su uso se convertirá en papel reciclado. Respecto a los colchones estarán hechos de poliéster (100%), con una dureza personalizable y adaptable a cada deportista, que serán reciclados al término de los Juegos. 

Todos ellos son ejemplos curiosos que nacen de un planteamiento integral de sostenibilidad planteado para los Juegos de Tokio 2020, que se promociona bajo el titular de “Be better, together”. For he planet and the people“ (“Ser mejores juntos” Para el planeta y para las personas). Un titular que engloba una estrategia conjunta que contempla todo tipo de acciones diseñadas para luchar contra el cambio climático, a través de iniciativa que buscan el carbono cero; la gestión de recursos, a través de medidas que fomenten el desperdicio cero; el cuidado del medio ambiente natural y la biodiversidad, los derechos humanos, el trabajo y prácticas comerciales justas y la participación y cooperación.

En definitiva, el objetivo principal que se persigue es garantizar que los impactos positivos de los Juegos de Tokio 2020 se extiendan mucho más allá de los parámetros de la ciudad anfitriona, para abarcar todo Japón y el mundo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.