Publicado

Cómo vivir el río y su entorno a través del arte

Es cierto que durante años la ciudad ha vivido de espaldas al río y que ahora ha empezado a descubrir su belleza y riqueza. Una riqueza que se quiere potenciar ahora a través del arte, un idioma universal que no conoce fronteras. Por eso la Mancomunidad programa actividades en los centros del Parque Fluvial de la Comarca, para vivir el río y su entorno a través del arte.

- - - -

Durante años la ciudad ha vivido de espaldas al río y es ahora cuando ha empezado a descubrir su belleza y riqueza. La Mancomunidad es consciente de ello y, entre los objetivos que se ha fijado en su programa de sensibilización, está el de presentar esa riqueza y convertir al río en un lugar de disfrute, integrado totalmente en nuestro día a día; un lugar en el que podamos tener acceso a un ocio responsable y saludable.
Para ello ha programado una serie de actividades con un hilo conductor: el arte. Un idioma universal que no conoce fronteras, capaz de emocionar y de transmitir el valor de un río que agradece que miremos hacia él.

Pintura
La pintura siempre ha sido una expresión artística idónea para describir todo cuanto nos rodea. Desde las pinturas rupestres hasta “Los Girasoles” de Van Ghog todo nos habla del frágil equilibrio existente entre la actividad humana y la naturaleza.
Ese interés por plasmar ese binomio se conserva aún hoy. Y la Mancomunidad se hace eco de ello. Así, el 29 de marzo se inauguró en el Batán de Villava la exposición de Carlos López “De campos, mares y montes”. En ella se mostraban paisajes naturales en los que se habían empleado distintos materiales como arena, etc. para crear diferentes texturas. El propio autor se encargó de hacer una visita guiada para enseñar su obra y para explicar al público asistente su técnica y su visión particular de la naturaleza más pura.

Cuadro del pintor Carlos López.

El día 3 de junio, por otra parte, se celebró la XXI edición del Concurso de Pintura al Aire Libre en el Molino de San Andrés. En él se invitaba al participante a utilizar materiales no contaminantes para la elaboración de sus obras: ni disolventes, ni pintura acrílica, etc. Asimismo, se supervisaba que nadie pudiera limpiar los pinceles u otros materiales en el río, trabajando así la sensibilización en el respeto al medio ambiente. Entre el 5 de junio y el 1 de julio las obras finalistas quedaron expuestas en el mismo Molino para disfrute del visitante.

Música
Dicen que la musicoterapia puede ser muy efectiva para aliviar estados de ansiedad o tristeza, ya que estimula la producción de serotonina. Si a esto se le suma el murmullo del río de fondo y la sensación placentera de una experiencia al aire libre nos encontramos ante una actividad de ocio muy saludable y beneficiosa de la que se puede disfrutar en el Molino de San Andrés.     Todos los viernes y sábados hasta otoño grupos locales y dj ambientarán la zona chill-out del Molino en un esfuerzo constante de “fuera estrés”. Pero, teniendo en cuenta, además, que la música es uno de los medios de expresión más antiguos conocidos, responsables de la Mancomunidad y de la Escuela de música Hilarión Eslava consiguieron los días 31 de mayo y el 7 y 14 de junio que los acordes de las aulas traspasaran paredes e inundaran el parque.

Cine
Y para terminar, otra manifestación artística, el cine. A principios del mes de mayo se celebraba en Pamplona el Festival Internacional de Cine y Medio Ambiente Ecozine que abarcaba diversidad temática enfocada al medio ambiente, con el cine como medio para el cambio y la transformación social. Otra manifestación de arte comprometida con el planeta.
La Mancomunidad también siente ese compromiso y, sobre todo, la necesidad de inculcarlo a los más jóvenes. Por eso ha organizado para este verano la proyección de dos películas para diferentes franjas de edad que pretendían reforzar el valor del respeto a la naturaleza y hacer reflexionar al público sobre el impacto que tiene el consumismo humano y nuestra ambición en el medioambiente. También perseguían inferir en el uso responsable de la tecnología, así como identificar los cambios que la actividad humana produce en el medio ambiente.


Al mismo tiempo, a través de esta actividad, quiso introducir a niños y jóvenes en el mundo del cine ofreciéndoles versión original con subtítulos y un pequeño taller en el que se detallaban claves a tener en cuenta a la hora de entender una película: iluminación, planos, fotografía, etc.

En definitiva, lo que se ofrecía era divertidas tardes de Cine Forum con la proyección de una película atractiva, con componente educativo y de sensibilización.

Un amplia oferta de ocio que lo que persigue es vivir el río y su entono a través del arte..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.