Publicado

Realidad aumentada para entender el entorno

Ángel Gil Gómez ha creado una caja de realidad aumentada para enseñar geología y geografía en el aula al alumnado de la ESO. La idea se le ocurrió hace tres años cuando se dio cuenta de que sus estudiantes no entendían el concepto de topografía, ni los cálculos que realizaban, ni la comprensión de las curvas de nivel, etc. Buscando una solución, encontró una arsandbox en EEUU y se puso en contacto con la universidad americana que la utilizaba. Ahora su caja de arena explica el ciclo del agua, volcanes, coladas, tsunamis, roturas de presas y avenidas extraordinarias.

- - - - -

En el IES El Cierzo de Ribaforada el alumnado del profesor de matemáticas Ángel Gil Gómez observa con atención una caja de arena; una caja física, llena de arena de verdad.

Aunque forma parte de la plantilla de este centro, este ingeniero civil no limita su radio de acción a él, sino que lleva su caja de arena a institutos que así se lo soliciten y realiza con el alumnado diferentes actividades; actividades que generalmente desarrollan profesores de otras áreas diferentes a la rama de matemáticas.

Pero, ¿qué es lo que hace a su caja ser tan especial? Según explica el propio profesor, “la mía es una caja de arena ‘per se’ y, al mismo tiempo, aísla una parte del terreno y me permite interactuar con él y realizar mis propias creaciones desde cero”. O dicho de otro modo, lo que ha creado es una caja de realidad aumentada para enseñar geología y geografía en el aula.

La idea se le ocurrió hace tres años, cuando daba clases en un colegio concertado en Zuera (Zaragoza), en un grado de clases de topografia (Técnico Superior en Gestión Forestal y del Medio Natural). “Me di cuenta de que los chavales/as no entendían el concepto de topografía, ni los cálculos que realizaban, ni la comprensión de las curvas de nivel, etc. O sea, nada de nada. Buscando una solución, encontré una arsandbox en EEUU y me puse en contacto con la universidad americana que la utilizaba. Allí me indicaron cómo funcionaba, los procesos, etc, y de ahí fui madurando la caja de arena. Me costó cinco meses hacerla funcionar, pero mereció la pena, porque con ella conseguí explicar al alumnado todos conceptos que no entendían: el ciclo del agua, volcanes, coladas, tsunamis, roturas de presas y avenidas extraordinarias…”

Ángel asegura que el alumnado ve un mundo en pequeño, que puede trasladarlo a la realidad y con ello entender los problemas del cambio climático, problemas medioambientales, etc. Por eso le parece muy interesante que se extienda el uso de la realidad aumentada. “Actualmente sólo están censadas en la página de la universidad americana con la que contacté 13 o 14 cajas en toda España, y en Navarra sólo esta. Lo bueno sería darle bombo para que se diese a conocer en diferentes estamentos (Educación, Mancomunidades, gobiernos autonómicos, etc.)

Pero ¿cómo funciona la caja?

Ver aquí: https://docs.google.com/presentation/d/1xUepeMx1V6Ghb5bOwei1cimBuI51FX_f8-xzaVPcKDs/edit?usp=sharing

“La caja de arena de realidad aumentada permite a los usuarios y usuarias crear modelos topográficos, dando forma a arena de verdad, que luego se aumenta mediante un mapa de color de elevación, curvas de nivel topográficas y agua simulada”, explica Ángel. De este modo, puede explicar conceptos geográficos, geológicos e hidrológicos tales como la manera en la que se lee un mapa topográfico, el significado de las curvas de nivel, las cuencas hidrográficas o las áreas de captación, así como el funcionamiento de los diques, entre otros. “El alumnado, al verlo de una manera física, entiende mejor los conceptos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.