Publicado

Salinas de Arteta: un curioso paraje natural para conocer algunas historias sobre la sal

Hace 200 millones de años, el mar cubría buena parte de la Península Ibérica. En la actualidad, muy cerca de Pamplona, un pozo de agua salada en las Salinas de Arteta (en el Valle de Ollo, a apenas 30 kilómetros de la capital navarra), nos recuerda este hecho y entorno al mismo podemos conocer algunas historias relacionadas con la sal, uno de los alimentos más completos creados por la naturaleza.
Salinas de Arteta

- - -

La sal en sus diferentes formas es el elemento con mayor concentrado de minerales naturales que se puede encontrar en la Tierra. Es por esta razón por la que se le considera uno de los alimentos más completos que la naturaleza ha creado. 

En la actualidad es considerada elemento básico de la dieta. Como nos recuerdan desde el Instituto de la Sal, es un nutriente esencial sin el cual no se podría vivir, ya que facilita procedimientos básicos como el correcto funcionamiento del metabolismo, el transporte de nutrientes o la eliminación de sustancias que se realizan a través de los fluidos de agua y sal. 

Además de nutriente, la sal ofrece usos domésticos, industriales y se utiliza también para procesos de deshielo.

Se obtiene de dos maneras: a partir del agua de mar o bien a partir de la explotación de manantiales en contacto con depósitos de sal subterráneos.

Las saleras o salinas, como la de Arteta, son instalaciones, como muchas otras a lo largo de la Península Ibérica, que en la actualidad se están recuperando por su valor tradicional, histórico o paisajístico, donde se obtiene sal a partir del agua salada que mana de un pozo con años de antigüedad.

El agua que se encuentra en esta salina tiene una concentración de 250-260 gramos de sal por litro y procede de los depósitos subterráneos de sal, cuyo origen son los antiguos mares que cubrieron estas tierras hace 200 millones de años.

La explotación artesanal de la sal, como recuerda un cartel que se puede ver en la instalación, es un aprovechamiento conocido desde antaño aunque en la actualidad apenas dos familias del Valle lo utilizan o bien para consumo familiar o bien para utilizarlo como alimento para el ganado con el que se evitan diferentes enfermedades. 

No obstante, instalaciones educativas nos muestran y enseñan a través de diferentes recreaciones las diferentes técnicas necesarias para extraerla: las “hagas” (o sistema para extraer el agua del pozo a las eras) o el trabuquete o rastrilleo (para acumular en montones la sal) y las utilidades de este elemento. 

Por ejemplo, a través de un pediluvio conocemos que los baños de sal nos ayudan a mejorar la circulación sanguínea, la remineralización de la piel y su elasticidad o para tratar enfermedades inflamatorias de las articulaciones, artrosis, tendinitis, esguinces, eczemas, … 

No es obligatorio contar con uno de las dimensiones del de esta salina para poder disfrutar de estos beneficios. Podemos crear uno propio añadiendo sal en una alta concentración en un recipiente doméstico o podemos crear nuestras propias sales de baño, añadiendo a una concentración de sal un par de gotas de aceites esenciales y un par de gotas de colorante alimentario para aportar color a las mismas. 

También a través de instalaciones como las Salinas de Arteta podemos conocer que en el pasado la utilización de la sal era el único medio de conservar alimentos y que fue una actividad tan relevante que en el Imperio Romano la retribución al trabajo bien hecho se hacía en sal. De ahí el origen de palabras como salario o asalariado. Términos que nos sólo se asientan en el lenguaje sino también en la toponimia: Salzburgo, Salinas de Oro, Valle salado de Añana, Cabezón de la Sal, etc. 

Si os interesa conocer en persona este curioso paraje natural os dejamos en el siguiente documento las indicaciones oportunas de un sencillo paseo saludable para llegar hasta él desde las inmediaciones del Manantial de Arteta, disfrutando además de la naturaleza del lugar.

Imágenes: Ecoblog MCP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.