Publicado

Agotzenea, un centro en equilibrio con la naturaleza y el entorno

Que dos jóvenes promotores se pongan de acuerdo para cumplir un sueño, siempre es una buena noticia. Que ese proyecto vele por el cuidado y el respeto al medio ambiente, es, además, para aplaudir. Este es el caso de Agotzenea, un proyecto que nace de la necesidad “de crear nuestros propios puestos de trabajo, vinculados a un tema que nos apasionaba y ubicados en nuestro valle”. O dicho de otro modo, bioconstrucción, agricultura orgánica, ecología y gestión forestal, junto a una oferta formativa, todo en uno.

- - - - - -

Bioconstrucción, agricultura orgánica, ecología y gestión forestal. Una oferta formativa, donde el alumnado obtiene conocimientos teóricos y prácticos basada en talleres y cursos, un punto de investigación, divulgación y actividades turísticas, lúdicas o de reunión. Huertas ecológicas, puntos de autogestión de residuos y producción y autoabastecimiento de energía. Todo esto es Agotzenea, un proyecto de emprendimiento llevado a cabo por los vecinos de Zubiri Urtzi Arrieta Puñal y Ander Magallón Lusarreta que está en equilibrio con la naturaleza y con el entorno.

La sede de su microcooperativa, situada a un kilómetro de Zubiri es obra del arquitecto Iñaki Urkia, quien ha diseñado una casa pasiva con materiales naturales como madera, tierra, paja, piedra o cal, y que sus promotores se han encargado de construir. 

Aunque el proyecto arrancó en 2018, la idea surgió hace más de siete años. “Sentíamos la idea de crear nuestros propios puestos de trabajo vinculados a un tema que nos apasionaba y estuviesen ubicados en nuestro valle”, recuerdan sus promotores. Movidos por ese interés comenzaron a formarse, a definir la idea y a pulir temas clave como la búsqueda del terreno, la aceptación de los permisos, la financiación, etc.“Todo ello, y las ganas de divulgar la necesidad de hacer las cosas de forma diferente a la que veíamos ya agotada nos ayudó a hacer realizar el proyecto”.

Tras varios años de un trabajo intenso y de dedicación exclusiva “en los que no hemos recibido ningún tipo de remuneración”, Agotzenea vio la luz y permitió que sus promotores se sintieran muy satisfechos “al ver todo lo que hemos conseguido y sentir el reconocimiento de la gente de nuestro alrededor”. 

Hoy por hoy Agotzenea es un recurso didáctico en sí mismo, donde se imparte formación en colaboración con el Servicio Navarro de Empleo, el CENIFER, el SEPE y el Centro Integrado FP Donibane entre otros. “En 2020 construimos una vivienda desde el principio gracias a uno de estos cursos”. 

Además, presta servicio de asesoría a promotores de proyectos que necesitan un empuje en las fases iniciales. “Nos gusta sentir que hemos ayudado a gente a cumplir sus objetivos”. 

Sin olvidar, por supuesto, la gestión del propio centro, un edificio de 450 metros cuadrados, además de tres cabañas de 35 metros cuadrados. “Todo ello está construido con materiales naturales y nos sirve de sede para albergar cursos, organizar actividades turísticas, cuidar de nuestra huerta ecológica y de albergue”..

Pero su labor no se detiene ahí. En la actualidad está trabajando con el gobierno de Navarra para intentar lanzar una propuesta de colaboración para este 2021, que tiene como objetivo crear un proyecto piloto para la rehabilitación de casas situadas en el Pirineo. “Queremos centrarnos en la bioconstrucción y en la economía circular, además de dar cobertura a la gente que a posteriori ocupará esas viviendas”.

Echando la vista atrás y dirigiéndola hacia delante, Urtzi Arrieta Puñal y Ander Magallón Lusarreta se sienten satisfechos de ir cumpliendo los objetivos que se habían marcado al principio,a veces, incluso más ampliamente de lo que habríamos esperado”. Sin embargo, reconocen que todo se ha retrasado algo con respecto a la idea inicial que tenían, ya que, al ser una cooperativa de sólo dos miembros “nos tenemos que encargar de todo solos y los días siguen teniendo 24 horas”.

Pero el esfuerzo merece la pena, y más cuando hablamos de una actividad y de un modo de vida que vela por el respeto y el cuidado del medioambiente. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.