Publicado

Agua de grifo, también segura y de calidad, durante el confinamiento

El agua se ha convertido sin querer en un elemento muy importante en la crisis provocada por el COVID-19. Su uso para higienizar nuestras manos y nuestro entorno en comunión con el jabón le han posicionado como un elemento imprescindible en la actualidad. Un recurso natural, seguro, económico, protegido y garantizado por todos los operadores de abastecimientos y saneamiento de agua que nos recuerdan que el agua del grifo es sana y segura.

- - -

Desde el inicio del confinamiento el consumo de agua embotellada ha aumentado en más de un 50%, apuntaba recientemente, Luis Babiano, gerente de la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento (Aeopas) en un medio digital. Sin embargo, no existe justificación sanitaria para hacer este gasto innecesario, ya que como nos recuerdan desde la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona: “no existe presencia del coronavirus en aguas tratadas, por lo que su transmisión a través de este elemento está totalmente descartada”

El caso de Pamplona es muy similar al que han seguido todos los operadores, tanto públicos como privados, que en coordinación con el MITECO (Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demografico) garantizan no sólo un agua sana y de calidad sino un suministro garantizado en cualquier situación y a todos los hogares e industrias que lo necesitan. 

Es importante recordar que los procesos de potabilización del agua con tratamientos con cloro inactivan los virus más resistentes. Son evidencias certificadas por organismos de referencia internacional y así nos lo confirman desde la MCP: “las actuales prácticas de desinfección que tienen lugar en las potabilizadoras que dan servicio a la Comarca de Pamplona aseguran un adecuado nivel de protección de las aguas de consumo ante este virus. Por ello, el agua del grifo sigue siendo saludable y puede seguir consumiéndose como siempre, pues su calidad está garantizada”. 

La MCP ha reforzado preventivamente el nivel de cloración siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitaria y confirma tras la realización de estudios de las aguas residuales que se vierten al río tras la depuración que en estas no hay presencia del virus. 

Todas estas circunstancias facilitan una normalidad absoluta en el suministro y gestión de un recurso considerado esencial por el Gobierno y nos mueven a promover en los hogares el consumo de agua de grifo, sin olvidarnos por supuesto de utilizarla de forma responsable, como forma también de cuidar del medio ambiente.

Las ventajas son evidentes: entre otras, no tenemos que exponernos a contaminarnos en tiendas y supermercados por querer adquirir un elemento, controlado sanitariamente y que tenemos al alcance de todos, de forma segura y económica.  

CAMBIOS EN EL CONSUMO DE AGUA DURANTE EL ESTADO DE ALARMA 

Según los datos que nos facilitan desde la MCP, durante el estado de alarma ha descendido el consumo de agua casi un 10% de media con respecto a los datos registrado en la misma semana del año pasado (754 l/s de media frente a los 836 l/s de 2019). Además, se han registrado cambios acusado en el consumo por horas. Así, cuando en un día laborable normal el consumo máximo se registra a las 8 de la mañana, con dos picos de subida al mediodía y a la noche, en la actualidad, el máximo consumo se retrasa hasta las 11-12 horas de la mañana.

One Comment

Pedrasa

De suma importancia este post, yo tambien bebo del agua del grifo, aunque a veces me gusta hervirla y luego esperar a que se enfrie, yo antes sufria del estomago y gracias a dios ya no me pasa por eso recalco la importancia del agua de grifo

Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.