“Segunda Llamada” es la iniciativa que de manera bianual organiza uno de los certámenes de carteles sobre concienciación social y medioambiental más importantes de la actualidad. En la primera edición, celebrada en 2009, participaron más de 200 diseños. En la última, la respuesta ha sido de más de 2.000 carteles procedentes de 50 países. Hablamos con Gus Morainslie y os mostramos los mejores carteles de 2018.

Las historias que contamos hoy corresponden a jóvenes que en los últimos meses y semanas están protagonizando sonados movimientos a favor de políticas más comprometidas con el medioambiente, la protección del planeta y contra el cambio climático. ¿Las quieres conocer?

El valle navarro de la Sakana es una zona geográfica que se vio especialmente sacudida por la crisis económica y que ha encontrado en las alternativas energéticas sostenibles un campo de acción muy importante para revitalizar la vida de sus municipios.

La elección de microplástico como palabra del año quedaría en una anécdota si no fuese porque entre las doce palabras finalistas, tres provenían del ámbito medioambiental. Mayor concienciación social y los efectos del cambio climático provocan cambios en la forma de comunicarnos.

La forma cómo nos alimentamos, elegimos los regalos o decoramos nuestro hogar son elecciones que tienen su efecto en la naturaleza que nos rodea. Para minimizar el impacto de la Navidad en la misma, podemos seguir los siguientes consejos.

Si un día tu hijo o hija te pide el bocadillo lo envuelvas sin papel de aluminio, que le guardes los restos orgánicos domésticos para llevarlos a compostar al colegio, o que apunte exhaustivamente los residuos que se generan en casa, es probable que su colegio esté trabajando para ser un centro escolar sostenible.

“Maestros compostadores”, “basureros del mar”, “ecodiseñadores”, “constructores biosostenibles”,… Nuevos trabajos se incorporan al catálogo de profesiones que una persona puede desempeñar en su vida laboral. Se denominan empleos verdes y desde hace más de dos décadas se muestran como opciones laborales con mucho futuro.

La contaminación lumínica tiene numerosos efectos sobre la biodiversidad y la salud humana, sin embargo existen las `comunidades del cielo oscuro´, lugares que se preocupan por defender un cielo nocturno sin contaminación lumínica. Un bien con un valor incalculable para la ciencia, la educación, la cultura, el turismo y la calidad de vida.