Publicado

Nuevos materiales para nuevos tiempos

El mundo del diseño está viviendo una revolución. Profesionales de la moda, de la arquitectura o del interiorismo están buscando nuevos materiales para confeccionar sus creaciones; unos materiales sostenibles que responden a las premisas de la economía circular y que nos permiten reconciliarnos con el medioambiente.

- - - - - - - - - -

Algo se mueve en el mundo del diseño. Y no, no hablamos de la moda, sino de algo más profundo que ha venido a quedarse. Nos referimos a la búsqueda de nuevos materiales que nos reconcilien con el planeta y el medioambiente.

Los ejemplos son muchos. Cueros elaborados con algas o con residuos de manzana, fibras textiles resultantes de la manipulación de agujas del pino, zapatillas de té y azúcar, contrachapados salidos de la mazorca de maíz…

Y Madrid se ha convertido en uno de los referentes para conocer el camino que se está recorriendo en esta búsqueda.

Del 9 de febrero al 14 de marzo, por ejemplo, se celebró en el Teatro Fernán Gómez el Madrid Desing Festival (MDF2021). Este año su leifmotiv se ha centrado en cómo el diseño puede ayudarnos a reconstruir el mundo. Una serie de actividades, exposiciones y charlas han hecho reflexionar al público sobre cómo la utilización responsable de los materiales, la sostenibilidad y los tratamientos nos pueden ayudar a ser más respetuosos con el medio ambiente.

“Pero esto no es nuevo –explicaba Álvaro Matías, director del festival-. Ese tema siempre ha estado presente porque los profesionales del diseño son gente como tú y como yo que sienten preocupación por todo cuanto nos rodea. Lo que está claro es que hemos llegado al límite y que tenemos que hacerlo de otro modo”.

Sí se puede asegurar, sin embargo, que el MDF2021 es un escaparate de las soluciones y decisiones que se están encontrando, tanto a nivel nacional como internacional, en el terreno del diseño. Entre las exposiciones que se han llevado dentro del festival se encuentra, por ejemplo, la de “Nuevos materiales para una economía circular”, del fabricante de mobiliario de diseño Andreu World. En ella se han mostrado piezas elaboradas con materiales sostenibles propios que respetan los cánones y directrices de la economía circular. Su empresa se ha propuesto completar para el 2030 todo un catálogo con productos de estas características para lo cual está haciendo una gran inversión en el departamento de i+d+i.

“Sostenibilidad, economía circular, comercio justo, pedagogía social… son términos que se acuñaron hace mucho tiempo pero que poco a poco están tomando mucha relevancia. Por eso la reutilización de materiales se está convirtiendo en una constante en el mundo del diseño, al igual que la utilización de nuevos materiales 100% sostenibles”, explica Álvaro.

Muestra de ello lo encontramos en la exposición “Materia Gris”, que del 11 de febrero al 9 de mayo estará disponible en Centro-Centro de Madrid. Se trata de un recopilatorio de nuevos materiales que van apareciendo en el campo del diseño, y en cuya investigación participan profesionales de la rama de la ingeniería, arquitectura, biología, botánica, etc. Cerca de 40 trabajos realizados con “biomateriales” de naturaleza biodegradable.  “El público va a disfrutar porque puede ver creaciones elaboradas con excrementos de caracoles, vajillas hechas de cáscara de huevo o prendas manufacturadas con piel de salmón”, asegura su joven director.

Esta exposición se completa, además, con un archivo de nuevos materiales procedentes del Master in Design Through New Materials de la escuela Elisava de Barcelona. Como explicamos en el post “Clint, el nuevo material extraído del residuo textil de las máquinas secadoras” (clicar aquí), este centro es especialista en el estudio de nuevos materiales.

Todo esto no es un tema nuevo y no es la primera vez que lo tratamos en este blog. En ocasiones anteriores presentábamos nuevos tejidos que se estaban imponiendo en el diseño de moda, iniciativas estudiantiles para reducir el residuo textil, o la experiencia de diseñadores que apostaban por el reciclaje.

Está claro que las decisiones que tomamos a nivel individual tienen un impacto global y que la ecología puede ser la base de un sistema económico sostenible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.