Publicado

Colgado el “do not disturb” en Areatzea Resort

La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona ha colocado un hotel de insectos en el meandro de Areatzea (Huarte) para la albergar a la abeja solitaria, especie en declive, principalmente por la pérdida de ecosistema y el uso de pesticidas. El objetivo de la instalación es el de la observación, estudio y educación ambiental. Y ha tenido muy buena acogida, ya que, desde el primer día de su colocación, varios individuos de Osmia spp, hembras de abejas solitarias albañiles transportaron polen y néctar a diferentes cavidades del hotel que después sellaron para albergar a la futura generación.

- - - -

Para concienciar al público sobre la importancia de los polinizadores, las amenazas a las que se enfrentan y su contribución al desarrollo sostenible, la ONU declaró en 2017 el 20 de mayo como Día Mundial de las Abejas.

Tal y como comentábamos en un post anterior (ver aquí), desde tiempos remotos el ser humano ha sentido un vínculo especial con estos pequeños insectos polinizadores que le han proporcionado siempre alimento y luz. No en vano, gracias a su acción, más del 75% de los cultivos alimentarios del mundo son productivos.

Sin embargo, pese a su importancia, y según datos que aporta la FAO, en la actualidad casi el 35% de los polinizadores invertebrados –en particular las abejas y las mariposas–, y alrededor del 17% de los polinizadores vertebrados –como los murciélagos– están en peligro de extinción a nivel mundial.

Algo que perjudica directamente al ser humano, ya que todas las especies estamos interrelacionadas.

Por eso, cobra especial importancia la educación ambiental y la sensibilización, para que cada vez seamos más conscientes de la importancia de la conservación de la naturaleza y de lo limitado de los recursos naturales.

En este ámbito, sin embargo, hay que reconocer que existen grupos de fauna más conocidos que otros y que quizá los insectos y afines sean de los menos conocidos, con todo lo que ello trae consigo. Lo que no conocemos, no respetamos ni nos preocupamos por conservar.

Por ejemplo, ¿sabías que existen más de 1.000 especies de abejas solitarias en la Península Ibérica que contribuyen a la polinización y, por tanto, a la germinación de los frutos y la productividad de numerosas especies vegetales, algunas tan importantes para el consumo humano como las frutas y hortalizas?

Esa es una de las muchas curiosidades e informaciones útiles que desconoce el público general. Y tomar conciencia de esta realidad ha impulsado a la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona a colocar un hotel de insectos en el meandro de Areatzea (Huarte), una antigua escombrera que se está recuperando y naturalizando (+ info)

Diferentes segmentos de especies de árboles secos, tubos de bambú y cáscaras de caracol conforman el hotel de insectos de Areatzea.

El hotel se ha ubicado y diseñado para la albergar a la abeja solitaria, en declive en los últimos años, principalmente por la pérdida de ecosistema y el uso de pesticidas. El objetivo de la instalación es el de la observación, estudio y educación ambiental. Y ha tenido muy buena acogida, ya que, en el primer día de su colocación, fue ocupada por varios individuos de Osmia spp, hembras de abejas solitarias albañiles que concluyeron su trabajo sellando las cavidades donde se va a desarrollar la siguiente generación de Osmias.

Este grupo de abejas es capaz de visitar diferentes flores de distintas especies contribuyendo de forma muy activa a la polinización de las mismas. Son capaces de transportar polen con un órgano piloso específico llamada escopa, que está ubicado en la parte inferior del abdomen. Para llenar la cavidad del hotel donde deposita su huevo es capaz de visitar en torno a 100 flores para cosechar polen y néctar con el que alimentar durante primavera y verano al nuevo individuo de la próxima generación.

Durante el otoño, los pequeños insectos ya adultos esperarán en el refugio hasta la primavera siguiente, que será cuando saldrán de las cavidades y contribuirán a una nueva polinización y a la creación de una nueva generación de abejas solitarias.

Osmia spp con la escopa llena de polen asoleándose antes de entrar a la cámara de cría.

Para dar a conocer este hotel y la labor que desempeña en su entorno, el programa de educación medioambiental de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, Mancoeduca, puso en marcha una campaña de comunicación en la que tomaba el papel de inmobiliaria que tenía que anunciar las bondades de su producto. «¿Cansada de polinizar?», «Un nuevo hogar para tus larvitas», «Atención a las normas de depredación»… Estos son algunos de los mensajes que ha lanzado en las redes sociales.

En esto enlaces se pueden ver tanto las imágenes como los mensaje que se publicaron en la campaña:

Así mismo, Gabriel Berasategui, de la empresa Ornitolan Servicios Ambientales y uno de los artífices de la construcción, grabó el video incrustado arriba donde se explica la importancia de esta clase de acciones. Y todo ello se incluyó en una web propia

Si quieres saber más sobre las abejas, puede que te guste este vídeo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.