Publicado

Las nuevas tecnologías al servicio de la divulgación científica

Julio Díaz y Cristina Linares son profesionales de investigación científica y de divulgación. Consideran que la divulgación, a cualquier nivel, y aunque exija un esfuerzo añadido de “traducción”, es imprescindible para concienciar y sensibilizar. Y para ello utilizan todas las herramientas que encuentran a su alcance. Incluso una cuenta de twitter que ya cuenta con más de 7.200 seguidores.

- - - - - - - - -

Salud, emergencia climática, educación ambiental, divulgación científica… Estos son conceptos que nos resultan muy conocidos y que pocas veces van juntos. Divulgar cuestiones científicas no es nada sencillo, y unir el cambio climático con la salud de las personas es una tendencia que, aunque va tomando protagonismo, hasta ahora resultaba incomprensible.

Julio Díaz y Cristina Linares, investigadores de la unidad de referencia en cambio climático, salud y medio ambiente del Instituto Carlos III. decidieron abrir en 2015 una cuenta de Twitter, @ensgismau, para hacerse eco de sus investigaciones y charlas en distintos foros.

Y esto que, a priori, puede suponer algo baladí, ha contribuido a que, en la actualidad, 7.200 perfiles comprendan la realidad que les rodea desde un punto científico y contado en un lenguaje coloquial.

“Somos científicos –explica Julio- y nuestro trabajo es investigar, realizar proyectos, dirigir tesis doctorales y, sobre todo, publicar sobre lo que hacemos. Pero también creemos que es importante dar a conocer nuestras investigaciones, porque sabemos que muchas de las cosas que se hacen en ciencia y que nos afectan a todos los humanos, no trascienden a la ciudadanía. Y eso no puede ser. Por ejemplo, las cuestiones medioambientales que afectan a nuestra salud. Siempre hemos defendido que para que los mensajes lleguen, la gente tiene que entenderlos”. Cristina asiente con la cabeza y añade: «nos gusta divulgar a cualquier nivel, a cualquier público: escolares, profesionales, tercera edad, investigadores, médicos, meteorólogos, en cursos de formación… para nosotros la divulgación es parte fundamental de nuestro trabajo”.

Por eso escogen la red social como altavoz de su trabajo, sin descuidar los medios tradicionales para llegar al gran público. Siempre han mantenido muy buena relación con ellos, aunque en la actualidad reconocen que cada vez es necesario el servicio de “traducción”. “En este momento hay muchas noticias que llegan de agencias. Lo que hacemos es traducir el mensaje de los medios especializados para que llegue a todos los públicos. Luego, cuando la gente interacciona y pregunta, siempre les ofrecemos más información para que consulten y puedan contrastar».

Procuran estar a la última y reflejartemas de actualidad. “Nos gusta que la nuestra sea una cuenta a la que la gente pueda suscribirse, porque sabe que encontrará buena información y fiable; porque ayuda a entender lo que es la calima del Sahara y por qué nuestro coche está lleno de arena; y, sobre todo, porque nos invita a reflexionar en las consecuencias que puede tener ese aire lleno de arena que respiramos para nuestro organismo”.

En este camino han encontrado el aliado perfecto. “Nos ha dado mucho ánimo encontrarnos con grupos de Educación Ambiental. La educación ambiental es la herramienta perfecta para transmitir los mensajes que deseamos transmitir, ya que utiliza otras dinámicas diferentes a las nuestras, otras técnicas más cercanas. La educación ambiental traduce nuestros estudios e investigaciones a frases que llegan a la gente». 

No es la primera vez que hablamos de ellos en nuestro blog (leer aquí), pero no por eso deja de ser interesante lo que dicen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.