Publicado

Tarjetas bancarias a partir de residuos oceánicos

Cada día 8 millones de toneladas de desechos acaban en el océano. Se estima que en 2050 habrá más plástico que peces en los océanos. Ante esto, recibir la noticia de que se va a comercializar una tarjeta bancaria (tradicionalmente muy difíciles de reciclar) producida con residuos marinos es positivo en sí mismo, a la par de alarmante. Porque, por un lado, es esperanzador saber que alguien se dedica a recoger esos residuos y a darles nuevos usos, mientras, por otro, es alarmante comprobar que seguimos asfixiando los mares con nuestros plásticos.
Imagen de PublicDomainPictures en Pixabay

- - - - - - - - - - - -

En post anteriores hemos visto cómo se crean nuevos productos a partir de los residuos plásticos que se encuentran en el mar. Desde fundas para móviles (leer post aquí), hasta esculturas (leer post aquí). Ahora conocemos una nueva aplicación.

La empresa tecnológica alemana de seguridad Giesecke+Devrient (G+D) ha firmado un acuerdo con la ONG de conservación marina Parley for the Oceans para producir tarjetas bancarias con residuos marinos. Las tarjetas bancarias tradicionales son difíciles de reciclar porque contienen elementos electrónicos. Si a esto le sumamos que al año se producen unos 2.000 millones de tarjetas, que equivalen a 2.500 toneladas de PVC, vemos que esta iniciativa puede traer grandes beneficios medioambientales.

Las nuevas tarjetas se comercializarán con el nombre de “Convego Parley Ocean” y se producirán a partir de los residuos que recoja la organización ambiental Parley. Estos residuos se procesarán, se convertirán en gránulos, fardos y escamas de plástico y será después este material el que se utilizará para la producción de tarjetas.

Esta iniciativa forma parte del conjunto de acciones que lleva a cabo Parley for the Oceans, un movimiento ambiental que pretende sensibilizar a la ciudadanía sobre la fragilidad de los océanos. Para ello colabora en el desarrollo de proyectos que frenen el deterioro de los paisajes y recursos marinos. Además, desarrolla una estrategia para reducir el uso de plástico, interceptarlo antes de que llegue al mar y utilizarlo para diseñar nuevos materiales y productos sostenibles.

Sin duda, la existencia de organizaciones de este tipo es muy necesaria y más si tenemos en cuenta que cada día 8 millones de toneladas de desechos acaban en el océano. Según el PNUMA (Programa de Medio Ambiente de Naciones Unidas) un 70% de ese total de desechos acaba en el fondo marino, mientras otro 15% se mantiene en la columna de agua (unidad de medida de la presión que representa el peso de una columna de agua pura) y el resto termina en las playas. La Fundación Ellen MacArthur, por su parte, estima que en 2050 habrá más plástico que peces en los océanos. 

Si quieres saber más sobre este tema, pueden interesarte estos post:

*Con motivo de la celebración del Día Internacional del Agua 2021, dedicamos una serie de post de este Ecoblog al lema del año “¿Qué es el agua para ti?” (#water2me). Esta es la lista de artículos que, junto a este, publicamos (clicar encima de cada título):

1.- Contaminación acústica en los océanos

2.- Recuerdos de nuestros ríos

3.- Entre el mar y la tierra

4.- Mamá, tengo sed

5.- ¿Cómo se siembran las nubes?

6.- De cómo el agua que bebemos se convierte en fuente de energía

7.- Personalidad jurídica para el río

8.- Cuando el agua es fundamental para tu trabajo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.